3 min de lectura

¡No puedo más! Necesito desahogarme contigo. El planeta en el que vivimos se está convirtiendo en un estercolero y tanto tú como yo podemos hacer algo…

El viajero como modelo de conciencia ecológica

Estoy enfadada y tal vez sea contigo.

Te voy a contar brevemente por qué y si tengo razones para estarlo, me gustaría hacerte sentir mal, muy mal.

“En todos sus sueños más bellos, el hombre no ha sabido jamás inventar nada que sea más bello que la naturaleza.”

Alphonse de Lamartine

ConcienciacionEcologica
Colillas de cigarrillos en uno de los miradores de Meteora (Grecia)

Aún recuerdo una fiesta de cumpleaños celebrada en el campo a la que asistí junto a un grupo numeroso de personas. Todo marchaba bien hasta que una de las chicas que estaba allí sacó un paquete de cigarrillos de su bolso y sin reparo tiró el precinto de plástico al “suelo”.

Rápidamente el aire que corría se lo llevó lejos… lejos de mi vista, también.

Desde entonces, unos ocho años después, sigo culpándome por no decir ni hacer nada.

Hay veces que dudo si alguna de mis palabras hubieran conseguido cambiar algo. Tal vez la hubiesen hecho reflexionar sobre lo que estaba haciendo o tal vez se hubiera reído de mí, ¡quién sabe!

Estoy tan harta de personas como ella. Irresponsables, irrespetuosas y sin ningún tipo de escrúpulo o conciencia ecológica.

Pero mi preocupación hacia ellas va más allá…

Recientemente me he enterado que aquella chica que se deshacía sin pudor del envoltorio de plástico de su paquete de cigarros ha sido madre. Eso sí que me intranquiliza…

Yo lo considero un problema y no solo para mí, también para tí y para todas las generaciones que aún están por llegar y que seguro agradecerían disfrutar de un planeta limpio, que respetar y cuidar.

¿Crees que exagero?

Piensa en lo siguiente…

¿Qué ejemplo sobre conciencia ecológica puede dar a sus hijos alguien que carece de sensibilidad por el medio ambiente y lo demuestra con sus actos?

Si una cosa está clara es que esos niños van a recibir unas pautas de comportamiento para con la naturaleza que dejarán bastante que desear. Ojalá me equivoque.

¿Sigues pensando que exagero?

Hagamos una prueba. Durante los próximos días, elige un destino dentro de un entorno natural cercano a tu casa que tenga merendero. Siéntate alrededor de una de las mesas de madera y disfruta de la comida. Cuando termines, date una vuelta por los alrededores y mira al suelo. Tardarás menos de cinco minutos en encontrar basura producida por el hombre, abandonada allí mismo.

ConcienciacionEcologica1
Dos patos intentando respirar en un estanque de Haarlem (Holanda)

Durante el road trip de vuelta de Atenas a Madrid he comprobado con mis propios ojos lo que estamos haciendo con el medio que nos rodea y estoy HORRORIZADA. Estamos convirtiendo el campo, los espacios naturales, nuestro entorno en un auténtico estercolero.

Cuando uno viaja y tiene la cámara en la mano, deliberadamente decide sacar del encuadre todo lo que reste encanto a la fotografía. Lo primero en eliminar son los envoltorios, servilletas, bolsas de plástico… esparcidos por todas partes. Pero eso no los hace desaparecer en la realidad.

Es una “pena” que haya decidido escribir este post hace apenas un par de días. De lo contrario, este artículo contaría con más de 40, 50, 60 ó 100 fotos que pondrían de manifiesto la verdadera (y vergonzosa) miseria humana a la que nos enfrentamos.

Como ya escribí una vez en el blog:

“Se puede vivir dos meses sin comida y dos semanas sin agua, pero sólo se puede vivir unos minutos sin aire. La tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos.”

Mahatma Gandhi

Nosotros, los viajeros, dado que somos de los que más disfrutamos de este planeta que poco a poco están destruyendo, debemos ser los primeros en dar ejemplo al resto de la sociedad mediante una conducta ejemplar basada en el respeto por el medio ambiente.

Sin excusas.

¿Me ayudas a difundir este mensaje? Comparte a través de las redes sociales y aporta tu granito de arena para hacer de este mundo un sitio mejor. ¡Gracias! 🙂


Hola! Soy Patricia, fácilmente me podrás encontrar de ruta por Noruega, haciendo fotos en Seúl o comiendo paella en Ibiza. He viajado a casi 50 países y tachado de la lista algunas aventuras épicas que siempre quise vivir.

- - - - - SIGUE LEYENDO - - -

Leave a Reply