4 min de lectura

El Erecteion, el templo que permanece a la sombra del Partenón, es la mejor de las sorpresas de la Acrópolis, con el pórtico de las Cariátides como estrella

Erecteion: el templo más sagrado de la Acrópolis

El Erecteion, uno de los templos que se encuentran dentro del recinto arqueológico de la Acrópolis, suele permanecer en un segundo plano, a la sombra del Partenón. Sin embargo, son varios los motivos por los que destaca. El primero de ellos es por la destreza arquitectónica con que fue realizado, que lo convierte en el templo de estilo jónico más elegante que se conozca. El segundo, por levantarse en el lugar más sagrado de la Acrópolis, donde se dice que se libró la batalla entre Atenea y Poseidón por poseer Atenas. Y, en tercer lugar, por exhibir en uno de sus pórticos a las famosas Cariatides. Todos estos ingredientes hacen del Erecteion uno de los edificios más atractivos de la Acrópolis, sino el que más, a pesar de que todas las miradas se centren en el Partenón en un primer momento.

El templo del Erecteion, ubicado en la Acrópolis

Historia del Erecteion

El Erecteion fue el último edificio de la Acrópolis en terminarse, debido a las numerosas interrupciones que sufrió durante su construcción por las guerras. El objetivo era que sustituyese al antiguo templo de Atenea Polias, que había sido destruido por los persas en el año 480 a.C.

Erecteion: edificio sagrado

La fase constructiva se alargó casi 20 años: desde el 425 al 406 a.C.. El arquitecto elegido para el proyecto fue Filocles, el cual se encontró con numerosas complicaciones debido a las irregularidades del terrono, en primer lugar, y por la necesidad de respetar el espacio que los atenienses consideraban sagrado, en segundo.

El nombre de “Erecteion”, que significa “el que sacude la Tierra”, en honor a Poseidón, presenta una gran complejidad arquitectónica ya que estaba consagrado a varios dioses al mismo tiempo y a todos ellos tenía que rendir culto: Atenea Polias, Poseidón, Hefesto y Erecteo, el cual según la mitología griega era el rey ateniense que había sido fulminado por Poseidón y que, también, había sido enterrado en ese lugar.

* Según la leyenda, fue allí donde Poseidón hincó su tridente durante la batalla con Atenea por el patrocinio de la ciudad. Durante la construcción del templo, quedó exenta la roca en la que pueden verse las señales que provocó el tridente de Poseidon. Además, pegada a una de las paredes del templo está el olivo sagrado que supuestamente Atenea le regaló a todos los atenienses tras su victoria sobre Poseidón. Dicho árbol fue destruido por los persas pero una vez que los persas fueron expulsados, el árbol volvió a florecer.

El Erecteion, el templo más sagrado de la Acrópolis

Olivo sagrado del Erecteion

Peculiaridades arquitectónicas del Erecteion

El Erecteion es un templo que a pesar de ser levantado según los ideales clásicos, no guarda relación con ningún otro templo de su época. Fue construido en dos niveles, es asimétrico y está divido en dos cellas, la más grande dedicada a Atenea (con pronaos jónico hexástilo) y la otra consagrada a Poseidón y Erecteo, a la que se accede a través de un amplio vestíbulo por el lado septentrional del templo.

Ninguna de las salas en las que se divide el templo es similar, probablemente porque cada una estaba dedicada a diferentes dioses.

El templo cuenta con tres pórticos, de los cuales uno destaca sobre el resto: el de las Cariátides. Éste fue edificado con el fin de integrar la tumba del mítico rey Cécrope y ocultar la escalera que conduce a la tumba, en un piso inferior.

Pórtico Norte consagrado a Poseidon

Pronaos jónico hexástilo que da acceso a la nave dedicada a Atenea

Templo del Erecteion, el más sagrado de la Acrópolis

El pórtico de las Cariátides

Sin duda, uno de los puntos clave de la visita no solo al Erecteion, a toda la Acrópolis, es la visualización del pórtico de las Cariátides. En este caso, las tradicionales columnas de los templos griegos dan paso a seis esculturas con forma de mujer que sostienen sobre sus cabezas esculpidas la cubierta de la construcción. Un revolucionario concepto escultórico que creó admiración entre los contemporáneos de la época y que, a día de hoy, sigue maravillando por la maestría escultórica que con que se llevó a cabo su factura.

* Las mujeres que aparecen representadas en esas columnas son las féminas oriundas de Caria, una ciudad del Peloponeso que apoyó al ejército persas durante las guerras médicas. Cuando el conflicto llegó a su fin, los atenienses tomaron la ciudad y, a modo de venganza, vendieron a sus habitantes como esclavos.
Por tanto, las Cariátides simbolizan a las mujeres de Caria como esclavas, obligadas a soportar el peso del templo eternamente.

Vista del Pórtico de las Cariátides del templo del Erecteion

Pórtico de las Cariátides (Erecteion)

Pórtico de las Cariátides (Erecteion)

En total son seis columnas las que sujetan el pórtico, todas ellas de yeso ya que las originales se exhiben en el cercano Museo de la Acrópolis por motivos obvios de conservación. Por cierto, de la seis Cariátides, cinco se encuentran en dicho museo, mientras que la sexta está en el Museo Británico, al igual que parte de los relieves del Partenón.


Hola! Soy Patricia, fácilmente me podrás encontrar de ruta por Noruega, haciendo fotos en Seúl o comiendo paella en Ibiza. He viajado a casi 50 países y tachado de la lista algunas aventuras épicas que siempre quise vivir.

- - - - - SIGUE LEYENDO - - -

About the author

Con más de 6 años de experiencia blogueando, Patricia GM es la autora de Escribe cuando llegues. Un blog en el que habla sobre los más de 40 países que ha visitado, las 4 países en los que ha vivido y su manera de recorrerlos: en coche, en tren, en furgoneta, durante días, semanas o meses alrededor del mundo. Sigue leyendo →

Leave a Reply

CommentLuv badge