10 min de lectura

Guía con un mapa con el itinerario; consejos para planificar la ruta; cómo comprar los billetes de tren; descripción de los trenes y los lugares a visitar

GUÍA DE VIAJE: El Transiberiano en invierno. Consejos e información útil

Transiberiano1

Al principio, cuando pones el pie en el tren por primera vez empiezas a contar el número de horas con cierta emoción: una, dos, tres… doce, trece… veinte, veintidós… transcurrido un tiempo pierdes la cuenta, te das la vuelta una vez más en la litera de un metro de ancho e intentas conciliar el sueño con los cascos puestos con el fin de no escuchar los ronquidos del vecino de la cama de abajo.

Esta podría ser una lectura realista de alguna de las anécdotas que se viven cuando se decide recorrer en tren más de 10.000 km, la distancia que separa San Petersburgo de Vladivostok. Como todo en la vida, tiene sus cosas buenas y sus cosas no tan buenas pero de lo que no cabe duda es que es una experiencia inolvidable y una de las rutas míticas que todo viajero vocacional sueña con poder hacer algún día.

¿Qué es el Transiberiano?

Para todos aquellos que no sepáis qué es, el Transiberiano es una red ferroviaria que atraviesa Rusia de lado a lado. Se construyó en 1904 con el propósito de unir por tren la Rusia europea con las lejanas e inaccesibles regiones orientales del país. La ruta concluye en la ciudad costera de Vladivostok, situada en el Mar de Japón, a unos 9.288 km de distancia de Moscú.

Transiberiano2

Existen otras variantes interesantes que realizan el mismo recorrido que el Transiberiano hasta su llegada a Ulan Ude, ciudad situada cerca del lago Baikal, pero en lugar de concluir el trayecto en territorio ruso lo hacen en los países vecinos. La más popular entre viajeros en los últimos tiempos es el Transmongoliano, el cual, en lugar de atravesar Siberia por el interior, pasa por Mongolia y termina en Pekín (China). Otra de las variantes es el Transmanchuriano, que desde Rusia pasa directamente a territorio chino, cruzando la región de Manchuria.

Mapa de situación e itinerario de viaje

Para muchos viajeros que se deciden por este mismo viaje, Moscú es el punto de inicio de la ruta, pero nosotros quisimos comenzar en San Petersburgo porque no conocíamos la ciudad y nos salía más barato llegar hasta allí que a Moscú.

Dicho esto, lo primero que hay que saber es cual de las posibles variantes se quiere hacer, por si va a hacer falta sacarse algún visado, pero tampoco hay que agobiares con el tema. Nosotros, de hecho, cambiamos varias veces de parecer durante el viaje y al final nos decantamos por el Transiberiano en lugar del Transmongoliano porque al hacer el viaje durante el invierno las excursiones al desierto del Gobi (Mongolia) nos costaban un riñón y medio por ser un lugar bastante inaccesible en dichas fechas.

Este es el mapa de la ruta que realizamos a lo largo de 26 días de viaje por tierras rusas:

Mapa del Transiberiano

San Petersburgo – Moscú – Kazán – Ekaterimburgo – Novosibirsk – Tomsk – Irkustk – Lago Baikal – Ulan Ude – Vladivostok

A las paradas obligatorias del viaje como pueden ser Moscú y el Lago Baikal se le pueden ir sumando nuevos destinos en los que bajarse del tren por unas horas o días y hacer el viaje más interesante. En nuestro caso, elegimos las paradas en función a las recomendaciones de otros viajeros y a la disponibilidad a la hora de reservar billetes de tren, ya que no siempre fue posible viajar en las fechas deseadas a los destinos que teníamos en mente.

Si se decide hacer el trayecto en tren sin bajarse ni una sola vez se tardará alrededor de siete días con sus siete noches… pero lo habitual es hacer alguna que otra parada. Nosotros intentamos cuadrar horarios para viajar en tren durante la noche y llegar a nuestro próximo destino a primera hora de la mañana del día siguiente y volver a subirnos al tren por la noche. De esta manera el viaje se hace mas ameno y te ahorras el dinero de los hoteles.

¿Cómo planificar la ruta del Transiberiano?

Hacer el Transiberiano o el resto de sus variantes no consiste en comprar un único billete de tren que te permite subir y bajar en cualquiera de las ciudades por las que va pasando. Cada viajero elige su propio itinerario en función del tiempo con el que cuenta, gustos y presupuesto.

Si se quiere hacer el trayecto sin parar, con todo tipo de lujos y con un presupuesto ilimitado, quizá la mejor opción sea reservar asiento en el Golden Eagle Express, pero no es de este tipo de viaje del que quiero hablar en esta guía.

Para hacer el Transiberiano es necesario comprar un ticket por cada tramo de viaje que vayamos a realizar. A medida que vayamos añadiendo paradas, el precio total de los billetes se irá incrementando pero, seguramente, el viaje resulte mucho más enriquecedor.

¿Cómo comprar los billetes de tren para el Transiberiano?

Antes de iniciar el viaje se debe decidir si se prefiere comprar los billetes con antelación y ahorrarse sorpresas desagradables como: precios desorbitados o falta de disponibilidad en el tren que queríamos coger. O si por el contrario se prefiere ir más a la aventura y hacer un viaje más flexible y espontáneo.

Nosotros decidimos reservar los billetes por anticipado ya que teníamos un itinerario más o menos estructurado y queríamos ahorrarnos dinero (si los reservas directamente en ventanilla para esa misma tarde seguramente cuesten mucho más caro o no haya disponibilidad).

Si se opta por hacer las reservas desde casa, existen varias páginas web en inglés a través de las cuales se pueden hacer de manera segura. El inconveniente es que al tratarse de agencias que actúan como meros intermediarios, hay que pagarles una tasa variable por sus servicios sobre el precio original. Dos de ellas son:

Russianrails.com

Trainrussia.com

A mí siempre me gusta viajar lo más barato posible por lo que os recomiendo que reservéis directamente desde la página web oficial de trenes rusos: la RZD, aunque para ello tengáis que emplear una tarde entera tratando de descifrar lo que pone en la web ya que está en ruso.

Para solventar dicho problema podéis utilizar el explorador Google Chrome, que traduce cualquier página a la lengua deseada, o hacer uso del detallado manual que encontraréis en la web de Edu y Eri con imágenes y texto explicativo acerca de cómo reservar los tickets de tren paso a paso, de manera rápida y segura.

Tipo de trenes y vagones

Cuando se van a comprar los billetes hay que prestar atención a diferentes aspectos:

El primero de ellos es el número del tren en el que se va a viajar. Cuanto mayor sea el número, más lento y viejo será el tren. Hay varios tipos:

  • Fast train – Skory: Trenes con numeración del 1 al 170.
  • Passenger trains – Passazhirsky: Los más lentos, con números que van desde el 171 en adelante.
  • Firm train – Firmenny: Los más rápidos y confortables, pero también los más caros.

El segundo aspecto a tener en cuenta es la categoría del vagón en la que se va a viajar dentro del tren. Existen las siguientes:

Platskartny o Platskart. Es la tercera clase. Se trata de literas colocadas en paralelo y perpendicular al pasillo común, sin compartimentos, por lo que el nivel de privacidad es prácticamente nulo. Son las camas más económicas del tren. A la hora de hacer la reserva por la web, se puede elegir en qué litera dormir. Casi todo el mundo prefiere la de abajo aunque arriba se tenga algo más de privacidad. Para mí, la mejor elección es reservar la o las literas paralelas a la ventana, sobre todo si son dos personas las que viajan, ya que podrán disfrutar de mayor autonomía. En mi opinión, esta es la opción que presenta mejor relación calidad-precio y en la que es más fácil interactuar con gente local ya que casi todos los turistas prefieren segunda clase.

Vagón de tercera clase -Transiberiano
Vagón de tercera clase -Transiberiano

Vagón de tercera clase -Transiberiano
En el tren -Transiberiano
Kupeyny o Kupe. Es la segunda clase. En este caso, el vagón está dividido en compartimentos privados con cuatro literas cada uno, sin camas en el pasillo. La ventaja respecto a la tercera clase es que al compartir espacio con un máximo de tres personas más, a priori, el trayecto resulta mucho más tranquilo, pero no tiene porque ser así necesariamente. De nuestras dos experiencias en segunda clase, ambas compartimos vagón con dos hombres que roncaban de una manera impresionante… por lo que fue difícil conciliar el sueño.

Vagón de segunda clase -Transiberiano
Vagón de segunda clase - Transiberiano
Lux o spalny Vagon. Es la primera clase. El vagón está dividido en compartimentos con dos camas cada uno. No puedo opinar ya que no hicimos ningún trayecto en esta clase.

A tener en cuenta

– IMPORTANTE: Los horarios de trenes que aparecen en la web oficial de trenes rusos siempre toman como referencia el horario de Moscú. Es decir, si reservamos un tren cuyo trayecto discurre en una zona horaria diferente a la de Moscú, habrá que estar en la estación a la hora que nos pone en el billete pero según el horario de Moscú y no según el horario del lugar en el que nos encontramos en ese momento.

– Los billetes que se compran a través de la página web de RZD no siempre son válidos para subir al tren y hay que canjearlos por el billete original en las estaciones rusas, por lo que es recomendable ir con tiempo a la estación para asegurarse de ello.

La vida dentro del tren

Samovar – Todos los vagones tienen una supervisora y encargada del vagón conocida como provodnitsa. Su trabajo dentro del tren consiste en revisar los tickets a la entrada, repartir la ropa de cama, comprobar que nadie la roba, y supervisar que los pasajeros hacen un correcto uso del cuarto de baño (no tirar el papel dentro del inodoro, por ejemplo).

– Todos los vagones tienen un baño y un samovar gratuito del cual obtener agua caliente, muy útil para prepararse un café, té o noodles. Sino no se tiene vaso, las provodnitsa pueden prestar a los pasajeros unas jarras muy vistosas de manera gratuita.

– En todas la paradas que el tren realice se podrá encontrar apeadas en los andenes a las babuskha, mujeres que venden todo tipo de productos comestibles a un precio aceptable: desde los típicos filetes rusos, hasta fruta, bollos, refrescos… hacer uso de sus servicios es muy socorrido sobre todo cuando no se ha tenido tiempo de pasar por un supermecardo en busca de provisiones.

– Llevar un ladrón con varios enchufes para cargar el móvil, enchufar el portatil… es algo que seguro echaremos de menos si no tenemos ya que los puntos de electricidad son escasos.

– Para los más escrupulosos tal vez sea una buena idea llevarse saco de dormir o sábanas propias, aunque normalmente la ropa de cama y la toalla pequeñita que se facilita en el tren suelen estar muy limpias.

– En ocasiones, al menos durante el invierno, la temperatura del vagón puede ser muy fría (por lo que viene bien el saco de dormir) o muy caliente, tanto que resultaba difícil conciliar el sueño.

Cuarto de baño - Transiberiano
Comida -Transiberiano

Imprescindibles del Transiberiano

En toda ruta que se precie atravesando Rusia en tren de este a oeste, o viceversa, deberían incluirse los siguientes destinos:

Moscú

MOSCÚ: Independientemente de la importancia que pueda tener por tratarse de la capital del país, Moscú suele ser el punto de partida de la mayoría de Transiberianos. Sus encantos son innumerables pero, seguramente, la Plaza Roja, el punto más fotografiado de toda Rusia, acapare todas las miradas.

LAGO BAIKAL: El que sea el lago más profundo del planeta resulta ser algo anecdótico cuando se conoce en persona. Su belleza natural y el ambiente rústico que destila lo convierten en una visita especial dentro del Transiberiano. La posibilidad de alejarse del turismo de ciudad y pisar sobre hierba o hielo por unos días se agradece sobre manera.

VLADIVOSTOK: Para muchos, esta ciudad supone el punto final del Transiberiano. A pesar de las fuertes influencias occidentales que uno puede apreciar cuando pasea por sus calles, está situada en el corazón de Asia. A tiro de piedra de Corea del Sur, China o Japón.

Felipe en el Lago Baikal

Altamente recomendables del Transiberiano

SAN PETERSBURGO: Si no he incluido a la vieja Petrogrado dentro del apartado de imprescindibles es única y exclusivamente porque esta ciudad no se encuentra dentro de la ruta tradicional por la que confluye el Transiberiano. Si se tiene el tiempo y el dinero para llegar hasta aquí, es una grandísima opción. Además, está considerada como una de las extensiones del Transiberiano, al igual que lo es Japón por el este.

TOMSK: Esta ciudad situada en mitad de Siberia es uno de los lugares con más encanto que visitamos. La mayoría de las casas del casco antiguo están construidas en madera, decoradas con preciosas ventanas de colores. Nada que ver con las urbes industriales que se acostumbran a ver en Rusia.

San Petersburgo
Tomsk6

Si hay tiempo…

KAZAN: Parada habitual dada la cercanía a Moscú. Es interesante fundamentalmente por el crisol de culturas que conviven en esta ciudad desde hace siglos. Posee la mezquita mas grande de toda Rusia y un Kremlin que poco tiene que envidiar al de Moscú.

EKATERIMBURGO: Ciudad con un encanto especial no solo por lo agradable que resulta ser para pasear alrededor de su río, sino también por su historia. En una de sus iglesias tuvo lugar el asesinato del último Zar de Rusia, acontecimiento que marco el devenir del país. Visita obligada para todos los amantes de los libros.

IRKUSTK: Parada habitual de viajeros dada su cercanía al Baikal. Si se tiene tiempo de camino al lago, tiene cierto encanto para visitarla en un día. Una de las actividades que se pueden hacer allí es ir al circo. Recomendable.

Kazan
Ekaterimburgo
Irkutsk5

Alojamiento

Como os podréis hacer una idea, este apartado en esta guía es algo especial ya que al estar hablando de un viaje cuya razón de ser es viajar en tren, muchas de las noches se pueden pasar dentro del vagón. Nosotros así lo hicimos durante un buen número de noches y para el resto utilizamos la red social viajera Couchsurfing, mediante la cual puedes conocer a gente local y alojarte en su casa de manera gratuita. Si quieres saber más al respecto, puedes leer el artículo que publiqué sobre este tema.
TransiberianoPasillo

Y hasta aquí esta Guía introductoria de una aventura que se escribe sobre raíles. Poco a poco iré publicando otros artículos sobre el Transiberiano concernientes al presupuesto, visados y ropa adecuada para hacer el viaje durante el invierno. Mientras tanto… ¡¡Saludos desde Tailandia!!


Hola! Soy Patricia, fácilmente me podrás encontrar de ruta por Noruega, haciendo fotos en Seúl o comiendo paella en Ibiza. He viajado a casi 50 países y tachado de la lista algunas aventuras épicas que siempre quise vivir.

- - - - - SIGUE LEYENDO - - -

About the author

Con más de 6 años de experiencia blogueando, Patricia GM es la autora de Escribe cuando llegues. Un blog en el que habla sobre los más de 40 países que ha visitado, las 4 países en los que ha vivido y su manera de recorrerlos: en coche, en tren, en furgoneta, durante días, semanas o meses alrededor del mundo. Sigue leyendo →
26 Responses
    1. Muchas gracias Susana y bienvenida al blog!
      Es un placer tener lectores desde latinoamérica. La pasión por viajar no entiende de fronteras y los destinos, por suerte, son universales.
      Un fuerte abrazo desde Tailandia

  1. yolanda

    Muy buena la descripciòn del viaje. Aunque no me gustarìa viajar con tanto frìo. Pero tiene q ser una aventura increible viajar en el tren toda una semana. Me gusta. Feliz destino.

    1. Muchas gracias, Yolanda!
      Lo cierto es que, para que te voy a engañar, viajar con la mochila a cuestas con esas temperaturas es duro y complicado, pero yo lo he disfrutado muchísimo. Sobre lo de viajar en tren durante tanto tiempo… sí, es toda una experiencia. Fundamentalmente por la gente que tienes oportunidad de conocer entre viaje y viaje y, como no, por el paisaje que desfila ante uno al otro lado de la ventana. Me gustó tanto que ya quiero repetir!!
      Un fuerte saludo desde Laos

  2. Hector

    Hola!
    El próximo mes de agosto hago el Transiberiano comenzando de Vladivostok y terminando por San Petersburgo. Mi primer duda es con el visado; He visto que en la pagina destinationrussia.com te ayudan con los tramites, pero ¿Hay que detallar todo el trayecto por ciudades y hoteles o con un par basta?
    Saludos y muuuuuuchas gracias!

    1. Hola Hector… te lo digo de memoria, no estoy 100% segura pero creo que con mencionar más o menos los destinos por los que tienes pensado parar es suficiente. Yo escribí el nombre de las ciudades que por entonces queríamos visitar: San Petersburgo, Moscú, Kazan, Ekaterinburgo… Lo que sí que tienes que saber, al menos, es el nombre del primer alojamiento, ya que te lo exigen a la hora de hacer el visado. El tema del VISADO lo tengo pendiente para próximos post y así completar la guía sobre el Transiberiano!!
      Suerte con tu viaje. Ya verás como vas a venir encantado con la experiencia 😉
      Saludos

  3. Hola, que gran post. Yo he hecho un interrail y la verdad es que hacer la ruta transiberiana es el siguiente paso. Podrias contarnos un poco de la seguridad, dicen que hay muchas estafas en los trenes e incluso historias terribles de gente que fue timada haciendo esta ruta.
    Saludos

    1. Hola Leo!!
      Un placer saludarte, me alegro que te haya gustado la guía. Respecto a lo que me preguntas sobre el tema de la seguridad, lo cierto es que a mí me pareció un viaje bastante seguro. He escuchado muchas historias de otros viajeros que viajando por Rusia con coche de alquiler tuvieron problemas con la policía, pero no haciendo el Transiberiano. Al viajar en tren los posibles incidentes que pueden tener lugar se centralizan en los compañeros de vagón y posibles robos de equipaje.
      Yo viajé con un amigo, por lo que no dejé mi mochila sola en ningún momento. Sin embargo, tampoco me sentí amenazada. Una de las cosas buenas de viajar en tercera clase es que son muchos ojos los que miran, por lo que llevar a cabo actos delictivos se antoja más complicado. Además, por cada vagón hay una persona responsable de dar servicio a los viajeros, así que es muy difícil que haya timos ya que todo esta regulado.
      Espero que tu futura experiencia sea igualmente satisfactoria 🙂
      Un saludo y que disfrutes de la travesía!

  4. carina

    hola me gusto mucho tu blog y me gustaría preguntarte en que mes hiciste el transiberiano, porque con mi pareja queremos viajar los primeros días de enero hasta febrero, pero nos da un poco de miedo el frio, además porque no sabemos si vamos a poder aprovechar bien el tiempo si el clima esta muy feo.
    y si sabes si los museos o atracciones a visitar permanecen cerradas muchos días a la semana en estas fechas.
    saludos desde Punta Arenas,Chile

    1. Hola Carina!!!
      Muchas gracias por tu comentario. Yo hice el Transiberiano de mediados de noviembre a mediados de diciembre y aunque el frío es intenso, creo que en enero y febrero las temperaturas descienden un poquito más. Mi consejo es que llevéis ropa apropiada, porque es lo que marcará la diferencia entre que no paséis frío y pelaros de frío.
      Respecto a los museos y atracciones, desconozco cuáles son los días festivos. En el lago Baikal, por ejemplo, es incluso mejor viajar en las fechas que me has comentado porque suele estar helado y se pueden hacer muchísimas actividades invernales. Disfrutad de todas ellas.
      Suerte en vuestra aventura, genuina como pocas! 😉

  5. Coke Rivera

    Holaa!! Primero que todo felicitarte por este articulo que realmente es fascinante.
    Yo realizare el Transiberiano en pleno inviernos. Llegare el dia 30 de Octubre y lo mas probable que llegue a Beijing en tren, pero seran 2 meses en invierno, por lo que queria consultarte acerca del calzado.

    Yo lei en algunos lados que con zapatillas, otro con zapatos normales y calcetas para el frio, etc.
    Opiniones variadas, pero estuve viendo algunos bototos y hay unos de la marca North Face Chilkat ii, que son bastante grande, waterproof y forrados con polar en su interior, pero tambien, pienso que luego me ire a Tailandia y no le dare ningun uso a los zapatos, solo me estorbaran en mi bolso.

    Debido a aquello, queria consultarte tu opinion, es realmente cruel el invierno para llevar unos bototos imponenete mega grandes? no es necesario unos tan grandes y si unos de trekking normal con buenos calcetines para asi poder usarlos en cualquier otro pais?.

    Te agradezco muchooo mucho, un abrazo enorme desde Chile.

    1. Hola Coke,
      Bueno, ya has atravesado Rusia y realizado el Transiberiano (lo he visto ;)) y creo que has podido comprobar por tí mismo la crudeza del clima de Siberia. Yo te hubiera recomendado en su día, y lo seguiría haciendo, un calzado que te proteja/aisle del frío. Ante todo, que fuera de buena calidad y te levante unos cuantos centímetros del suelo para que las plantas de los pies no se congelen.
      En tu lugar, habría comprado un calzado acorde con las necesidades del viaje (de buena cálidad, que mantenga el calor y aisle del agua), ya que de lo contrario sufrirías de tener los pies frios las 24 horas, como me sucedió a mí. Y te aseguro que la sensación no es nada agradable…
      En cuanto al tamaño, hubiera buscado unas botas que juntasen las características de más arriba y fuesen lo menos pesadas/voluminosas posibles.
      De todas maneras, cuando se llega a un clima más cálido, hay varias opciones: puedes intentar vender el calzado en alguna tienda de segunda mano, por internet, enviarlo por correo a casa o incluso dárselo a los más necesitados…

      *TIP ÚTIL: cuando llegaba a un país de calor tras haber visitado países fríos, en la primera noche dejaba la mochila con la ropa de invierno en la casa del host que me alojaba a través de couchsurfing. El resto del tiempo, hacía turismo con una mochila mucho más pequeña que solo contenía ropa de verano, y justo antes de dejar el país camino del aeropuerto, volvía a la casa del amable host para recoger la pesada mochila de invierno.

      Espero que compartas tu experiencia con todos nosotros y nos des tu punto de vista, que seguro es interesante!
      Saludos viajeros y a seguir disfrutando de tu aventura asiática!
      Patricia

  6. Saludos viajeros Patricia!!!

    Antes de nada enhorabuena por tu blog. Qué envidia, qué cantidad de sitios y cuántas experiencias vividas!

    Me estoy planteando la posibilidad de hacer el Transiberiano (San Petesburgo-Vladivostok en aproximadamente 22/23 días) en noviembre. Tengo reticencias sobre si es la mejor época, sobre todo por el clima y las (escasas) horas de luz, por eso quería saber tu opinión al respecto. ¿Es tan mal mes como lo pintan? ¿Qué paradas son indispensables? ¿Cuántos días le dedicaste al Lago Baikal?

    Gracias por la info y te seguiré leyendo.

    Buenos viajes Patricia!

    1. Buenas tardes Juan,

      Un placer saludarte y leer comentarios de viajeros aventureros, ya que si te planteas hacer el Transiberiano, sin duda has de serlo!

      Sobre la época. No es que sea ni mejor ni peor, todo depende de lo que quieras vivir. En invierno, cuando viajé yo, encontrarás paisajes nevados y un frio de infarto. Sin duda, es una travesía más incómoda por las condiciones climáticas, pero también más auténtica ya que conocerás el país en las condiciones en las que suele estar buena parte del año. ¡Qué mejor manera de ver Siberia!

      Eso sí, si finalmente decides ir en noviembre, debes mentalizarte del frío que pasarás y comprar ropa térmica de buena calidad para intentar paliarlo lo máximo posible.
      Sobre las horas de luz, es cierto que es una limitación… pero también es verdad que cuando estás dentro del tren es un factor que no importa tanto.

      Bajo mi punto de vista, las paradas imprescindibles son las que enumero más arriba. Luego, dependiendo del tiempo con el que cuentes, podrás ampliar el itinerario o reducirlo. El recorrido que hice es bastante completo y lo volvería a repetir sin dudarlo (mira el mapa). Tal vez esta vez me plantearía hacerlo en otra época para así poder visitar Mongolia y tener la oportunidad de ver Rusia verde, pero no creo que cambiase esta segunda opción por mi primer viaje.

      Al lago Baikal le dediqué cuatro días, incluido el de llegada. Es un lugar como pocos verás en el mundo, más si vas en novimebre. Aunque he de decirte que cuando el Baikal luce en su máximo esplendor es a partir de enero, cuando se hiela. Es probable que si no tienes mucho dinero para contratar excursiones por la isla, con cuatro días de estancia te sobre tiempo muerto… yo lo dediqué para descansar y escribir 🙂

      Si te puedo ayudar en algo más, tan sólo tienes que preguntar. Estoy encantada de recibir comentarios como el tuyo y poder ayudar 🙂
      Un abrazo viajero, valiente!

      Patricia GM

      1. Muchísimas gracias Patricia.

        De momento me has ayudado a decidirme y finalmente voy a hacer este ansiado viaje!. Seguramente recurra a tu experiencia alguna vez más.

        Mil gracias!

  7. Estela

    Hola.
    Muchísimas gracias por el blog y por todas las aportaciones de todos.
    Estoy pensando en hacer el transiveriano este verano e ir visitando los lugares que atraviesa o próximos. De momento iría sola. ¿Podría encontrarme problemas?. Gracias.

    1. Hola Estela,

      Viajar sola es una de las mejores experiencias que podrás vivir como viajera. Aquí te dejo uno de los artículos en los que resumo todo lo aprendido durante alguno de los viajes que hice en soledad: http://escribecuandollegues.com/2015/06/21/12-lecciones-que-he-aprendido-viajando-durante-los-ultimos-cuatro-anos/
      Sin duda, te animo a ello. Aprenderás mucho sobre tí misma y entenderás mejor el mundo que te rodea.
      Sobre si el Transiberiano es un buen viaje para viajar sola… yo creo que puede ser una gran opción. Aunque nunca te sentirás sola (salvo que tengas la firme intención de no relacionarte), el hecho de estar en el tren te permitirá estar acompañada buena parte del tiempo y “cubrir” ese lado tan social que tiene el ser humano. Luego, para visitar las ciudades puedes ir por tu cuenta.
      En mi caso, en ningún momento me sentí amenazada. Al contrario, los rusos pueden llegar a ser personas realmente amables aunque de primeras no den esa impresión.
      Te recomiendo que leas este artículo de una gran viajera que hizo este viaje en soledad, seguro que te ayuda: http://trajinandoporelmundo.com/atravesando-siberia-en-tren/
      Ánimo y arriésgate 😉

  8. No suelo comentar en blogs (es más esta es la primera vez que lo hago) pero tenía que decirte que me encanta la manera de explicar las cosas. ¡Breve y claro!

    Seguramente vaya de Moscú hasta Ikutsk este verano, ¡así que me guardo en favoritos esta página!

    Un saludo desde Barcelona.

    1. Hola David! Muchas gracias por comentar por primera vez, me hace especial ilusión 🙂
      Prepárate para vivir una gran aventura sobre raíles!
      Un abrazo viajero y a disfrutar de Rusia.
      PD: Valora si puedes alargar tu recorrido hasta el Baikal. Sin duda, es un destino al que deberías ir si vas a llegar hasta Irkutsk.

  9. Antonio

    Patricia

    Excelente blog! Te comento que pretendo realizar el viaje St.Petersburgo – Beijing en febrero próximo. Cuántas horas de luz hay durante el día? Limita mucho para conocer las ciudades en donde me quedaré durante el trayecto? Desde ya muchas gracias, un abrazo desde Chile!

    1. Hola Antonio!
      Te invito a que utilices esta página web o alguna similar para conocer este dato con exactitud (http://www.timeanddate.fasterreader.eu/pages/es/sunrise-calc-es.html). De todas maneras, yo imagino que andarás entorno a las 10 horas de luz al día. No creo que te limite mucho ya que lo que puedes hacer es cuadrar los trayectos en tren para realizarlos durante la tarde/noche… y llegar al destino a primerísima hora de la mañana, recién amanece.
      Así te aseguras que aprovechas el tiempo 100%. Pero para ello es probable que tengas que reservar los trenes con anticipación para organizar el calendario y los horarios de los mismos.
      Ánimo, ya verás como con o sin luz el viaje te resulta igualmente apasionante 😉

  10. Ernesto

    Tengo pensado hacer la travesía transiberiana en invierno europeo.
    ¿Cómo lo ves?
    Me interesa la cantidad de ciudades que visitaste pero lo haría en 15 días ¿vale también?

    1. Hola Ernesto!
      A duras penas… recuerda que para completar el recorrido el tren desde Moscú hasta Vladivostok tendrás que emplear 7 días. Tienes 8 más para bajarte del tren y visitar los lugares que más te interesen. Es posible pero irás un poco apurado…

      Otra opción, aunque no tan romántica… es terminar la ruta en Ulán-Udé, que es la última población que visitarías antes de subirte al tren durante tres días seguidos y llegar a Vladivostok. De esa forma recortarías unos 5 días de viaje entre trayecto de tren y visitas. Si lo hicieras así… podrías seguir más o menos el mismo itinerario que hice, respetando los tiempos!

      Sobre lo de hacerlo en invierno… yo es lo que recomiendo 😉 pero prepárate para pasar frío. Lleva una buena equipación y los -20ºC serán más llevaderos 😉

Leave a Reply