El Transiberiano: Guía 2018 para organizarlo por libre y con poco dinero

Guía del Transiberiano (y Transmongoliano) con TODA la información práctica necesaria para organizarlo al detalle: presupuesto, itinerario y paradas, billetes, tipos de trenes y mapas.

15 min de lectura

Durante un mes hice el Transiberiano en invierno y…

1 No morí congelada de frío, a pesar de los -40 grados centígrados que alcanzó el termómetro en algunas zonas de Siberia.

2 Supe que estaba descubriendo la Rusia inhóspita, esa que se tiñe de blanco durante algo más de 8 meses al año.

3 Me encantó viajar en tren. Sentada, mirando por la ventanilla resulta facilísimo sentir el romanticismo que desprende una de las rutas ferroviarias más míticas del mundo.

Si tu intención es hacer el Transiberiano en verano, sé por otros viajeros con los que he conectado gracias al blog que lo disfrutarás de otra forma… pero sin perder un ápice de autenticidad. Tal vez los paisajes no sean tan blancos y las temperaturas tan extremas (mejor si eres friolero jajajaja), pero el espíritu de aventura que respirarás es el mismo. ¿Por qué? porque eso lo proporciona el tren y el resto de ingredientes que lo rodean cuando vas a bordo. Y es justo de todo ello de lo que te voy a hablar laaargo y tendido.

Así que hazte un café o té caliente (porque tal vez te entre frío viendo mis fotografías), acomódate en el sofá y dedícame los siguientes minutos.

Ahora voy a contarte en detalle todas las cuestiones prácticas que has de saber y de las que te tendrás que ocupar antes de subirte al tren por primera vez.

El Transiberiano es un viaje que precisa de organización para hacerlo por libre y de forma económica, dejando al margen a intermediarios. Pero no te preocupes, porque mientras lo preparas te lo vas a pasar pipa 😉

Antes, mira alguno de los paisajes que verás durante tu viaje en tren :)

¿Qué es el Transiberiano?

Antes de nada: ¿sabes qué es exactamente el ferrocarril Transiberiano? Desde hace años me llegan mensajes de lectores que se hacen un batiburrillo entre el Transiberiano y el Transmongoliano, o que piensan que solo tienen que comprar un único billete de tren en Moscú y tirar millas. ERROR!!

El Transiberiano (Транссибирская магистраль) es una red ferroviaria que atraviesa Rusia de oeste a este o a la inversa. Muchos viajeros inician su recorrido en Moscú (la Rusia Europea) y se adentran en la Rusia asiática para llegar hasta la ciudad costera de Vladivostok, situada en el Mar de Japón, a 9.288 km de distancia.

¿Qué significa Transiberiano? Por si no lo sabías, el prefijo “trans-” quiere decir “de un lado a otro”, por lo que Transiberiano significa ir “de un lado a otro de Siberia”, que fue precisamente para lo que se creó esta ruta ferroviaria. Siberia es la región geográfica rusa que se encuentra en su parte asiática. Se extiende desde los Montes Urales hasta el Océano Pacífico.

Rusia-este-oeste

Algunos datos sobre el Transiberiano

Recorrido: de Moscú a Vladivostok.
Distancia de Moscú a Vladivostok: 9.288 km
País que atraviesa: Rusia.
Tiempo mínimo necesario de viaje: 143 horas, unos 6 días enteros
El Transiberiano, mi elegida, seguramente sea la ruta más conocida entre los turistas occidentales. Justo debajo encontrarás TODA la información sobre mi viaje, por si quieres tomarlo como referencia o simplemente tomar notas para el tuyo. De todas maneras, has de saber que la mayoría de viajeros opta por hacer el Transmongoliano, uno de los ramales del Transiberiano.

¿Qué tienes que hacer para descargarte este mapa?

Puedes guardar mis mapas en tu aplicación de Google Maps. Para ello tienes que fijarte en la estrella que aparece al lado del nombre del mapa cuando lo visualizas en el navegador de tu ordenador. Al pulsar sobre la estrella, estarás agregando el mapa a tu cuenta de Google y se sincronizará automáticamente con tu aplicación de Google Maps en el móvil u ordenador.

Para comprobarlo, sólo tienes que abrir el menú y clicar sobre Your places o Tus sitios. Estará incluido dentro del listado. Clica encima para comprobar.

Ramales del Transiberiano

El Transiberiano es la ruta principal, pero cuenta con una serie de ramales o variantes, incluso más interesantes a ojos del viajero. ¿Por qué? por una razón sencilla: en lugar de concluir su recorrido en territorio ruso, estas variantes transcurren por Mongolia y/o China, haciendo el viaje más atractivo si cabe. Estas son las alternativas:

1 Transmongoliano .

2 Transmanchuriano.

3 BAM.

De todas, la más popular es el Transmongoliano.

Transmongoliano

Uno de los trenes que realiza el recorrido del Transmongoliano a su paso por MongoliaFuente

Recorrido: de Moscú a Pekín, vía Mongolia
Distancia de Moscú a Pekín: 7.621 km
Países por los que pasa: Rusia, Mongolia y China
Tiempo mínimo necesario de viaje: 132 horas, unos cinco días y medio
La más popular entre viajeros en los últimos tiempos es la ruta del Transmongoliano. El recorrido es el mismo que el del Transiberiano hasta su llegada a la ciudad de Ulán Udé (cerca del lago Baikal). Es ahí, a 5.655 km de distancia de Moscú, cuando se desvía para atravesar Mongolia (pasando por su capital, Ulán Bator) y llegar a China para terminar en Pekín, 7.621 km después.

Transmanchuriano

Uno de los trenes que realiza el recorrido del Transmanchuriano a su paso por ChinaFuente

Recorrido: de Moscú a Pekín, a través de Harbin
Distancia: 8.988 km
Países por los que pasa: Rusia y China
Tiempo mínimo necesario de viaje: 146 horas, unos 6 días y dos horas
Otra de las variantes es el Transmanchuriano, que desde la localidad rusa de Manzhouli (a 6312 km de Moscú) se desvía en dirección a China, donde atraviesa la región de Manchuria (de ahí el nombre de la ruta) hasta su llegada a Pekín.

BAM

Uno de los trenes que realiza el recorrido del BAM en territorio rusoFuente

Recorrido: de Tayshet a Sovetskaya Gavan
Distancia: 4.234 km
Países que atraviesa: Rusia
Tiempo mínimo necesario de viaje: –
Es realmente raro encontrar a algún viajero occidental que haya hecho la ruta que transita más al norte, conocida como BAM (Baikal-Amur-Maestral). Fue terminada en 1991 y va desde Tayshet (cerca del Baikal) hasta Sovetskaya Gavan, al noroeste de Khabarovsken, en la costa del Pacífico. A lo largo de sus 4.234 km de recorrido atraviesa partes remotas de Siberia, lo cual es garantía de aventura.

Extensiones del Transiberiano

A parte de las rutas oficiales, existen las llamadas extensiones. Son tramos que le puedes añadir al principio o al final del Transiberiano o a cualquiera de los ramales. No son pocos los viajeros que deciden acabar el viaje en tren en alguna de las extensiones disponibles, para alargar un poco más la increíble aventura sobre raíles.

Yo lo hice y escogí dos de ellas: por un lado empecé la ruta en San Petersburgo y tomé el primer tren de mi viaje Transiberiano para llegar a Moscú (extensión hacia el este). Después, al llegar a Vladivostok tomé un ferry con destino a Corea del Sur, completando una aventura que se encuentra entre las mejores de mi vida.

Estoy segura que varias de las extensiones que cito a continuación te encantarán y querrás usarlas para alargar tu viaje unos días más 😉 Ahora sí, te presento las extensiones que existen del Transiberiano:

De Moscú a San Petersburgo Quizá la extensión más popular (y la elegida por mí) es la que une Moscú con San Petersburgo hacia el este. La opción de prolongar el viaje unos días más para conocer la capital cultural del país se antoja muy atractiva por la distancia tan reducida a la que se encuentran las dos ciudades: a tan sólo 700 km. Para recorrerlos puedes usar dos tipos de trenes diferentes: el tren diurno de alta velocidad, que tarda unas 4 horas (Sapsan), o el tren nocturno que tarda 8 horas (el Flecha Roja o el Grand Express).

De MOSCÚ a PIONYANG Esta otra ruta que une dos veces al mes Moscú con Pionyang, la capital de Corea del Norte, es una desconocida para el gran público. No me digas que no te despierta interés 😉 Por si tienes curiosidad, te dejo una página en inglés con muchísima información sobre esta extensión!

De PEKÍN a VIETNAM Una vez hayas llegado a Pekín (vía Transmongoliano o Transmanchuriano), puedes continuar tu aventura sobre raíles en dirección a Hanoi y plantarte en el Sudeste asiático sin previo aviso y sin haber cogido un solo avión. Desde Pekín salen dos trenes por semana que tardan 40 horas en hacer este recorrido.

De VLADIVOSTOK a COREA DEL SUR Esta es la otra extensión que hice a mi llegada a Vladivostok, solo apta para los viajeros que se han decantado por el Transiberiano. Desde allí tomé un ferry de 20 horas en dirección a la ciudad surcoreana de Donghae. ¡Fue una experiencia alucinante! Actualmente el precio del trayecto de solo ida ronda los 180€. En este artículo te cuento todos los detalles para poder reservar los billetes.

De VLADIVOSTOK a JAPÓN Pensar que puedes salir de Moscú y semanas después terminar en Japón es una idea que enamora, ¿verdad? y además, es posible. Desde Vladivostok no hay ferrys directos a Japón, por lo que la única opción es ir a Donghae (Corea del Sur) y de ahí volver a subirse al barco en dirección a Sakaiminato. El trayecto dura 43 horas y solo hay un ferry a la semana. El precio del mismo ronda los 220€ solo ida.

Historia del Transiberiano

Antes de hablarte de aspectos meramente prácticos, creo que es necesario que conozcas algo de los orígenes del tren Transiberiano, ya que la suya es una historia de logros tanto humanos como ferroviarios sin precedentes. Por eso mismo este recorrido en tren por Rusia se ha convertido en la ruta del ferrocarril por excelencia para viajeros de todo el mundo.

El Transiberiano se construyó a principios del siglo XX con el propósito de unir por tren la Rusia europea con las lejanas e inaccesibles regiones orientales del país… y aunque sobre el papel parecía una locura, lo consiguieron. Para ello, era y es necesario atravesar nada menos que ocho zonas horarias y 72 estaciones intermediarias que son las que separan las ciudades de Moscú y Vladivostok.

Las obras fueron proyectadas por Alejandro III e inauguradas por su hijo, el Zar Nicolás II, en 1891. Su construcción duró nada menos que 25 años y en ella participaron soldados y presos rusos que estaban a las órdenes del Zar. El tren se inauguró en 1916, pero para entonces una guerra con Japón en 1904 y 1905 ya había puesto a prueba su utilidad ferroviaria.

Entre los hitos arquitectónicos a los que tuvieron que hacer frente para la construcción del Transiberiano está la edificación de 574 puentes que salvaron ríos, lagos y terrenos escarpados.

Historia-del-Transiberiano Imagen: Wikimedia

El famoso lago Baikal fue otro de los grandes obstáculos constructivos que se encontraron los ingenieros dada su enorme profundidad y extensión (el lago Baikal es el lago de agua dulce más profundo del mundo con 1600 metros de profundidad y una extensión de 640 km de longitud). Es por eso que a principios del siglo pasado la ruta en tren se cortaba a su paso y se trasladaban a los pasajeros en barcos que iban de un lado a otro del lago. Años después se construyó la vía actual que rodea al lago por el sur.

Hoy en día, además de ser una ruta turística, el Transiberiano transporta anualmente el 30% de las exportaciones del país y a unos 200.000 ciudadanos rusos que lo usan en dirección a Europa, por lo que es una línea ferroviaria viva y a pleno rendimiento.

Muchos creen que el Transiberiano es el tren más largo del mundo o quizá el tren más grande del mundo, pero están equivocados. Hay dos rutas que lo superan: la que parte desde Ucrania y atraviesa Rusia y la que une Madrid con la ciudad china de Yiwu, pasando por Moscú. Aunque es cierto que se usa fundamentalmente para transportar mercancías, tiene el récord de ser la ruta de tren más larga con 13.000 km de longitud.

Como curiosidad, existe un proyecto futuristas llamado Trans-Eurasian Belt Development que contempla unir los 20.700 km que separan Londres de Nueva York pasando por Rusia y salvando el complicadísimo Estrecho de Bering. ¿Lo veremos algún día? Espero que sí…

Cómo funciona el Transiberiano

Como ya te adelantaba más arriba, hacer el Transiberiano o cualquiera de sus variantes no consiste en comprar un único billete de tren que te permite subir y bajar en cualquiera de las ciudades por las que vas pasando hasta llegar al final del recorrido. No funciona así…

De hecho, si quieres hacer el trayecto despreocupándote de la organización, con todo tipo de lujos y con un presupuesto elevado o ilimitado, quizá la mejor es que reserves asiento en el tren Golden Eagle Express… cierra esta pestaña de tu navegador porque este artículo no va dirigido a tí. Pero si buscas información para organizar el viaje por tu cuenta y con presupuesto ajustado, sigue leyendo 😉

Dentro-del-tren-Transiberiano

El Transiberiano es un viaje que requiere de planificación. Tendrás que decidir qué paradas quieres hacer, organizar cada tramo del viaje y reservar su correspondiente billete de tren. Uno para cada trayecto que hagas. Por ejemplo:

Si quieres ir de Moscú a Vladivostok y entre medias quieres parar en las ciudades de Ekaterimburgo e Irkustz, vas a tener que comprar tres billetes de tren, uno para cada trayecto:

1º Trayecto: Moscú – Ekaterimburgo
2º Trayecto: Ekaterimburgo – Irkustz
3º Trayecto: Irkustz – Vladivostok

Fácil, ¿verdad? 😉

Dicho ésto, para que tu viaje en Transiberiano sea 100% satisfactorio, tienes que prestar especial atención a estos tres factores:

1 Cuándo ir (disponibilidad).

2 Qué ruta vas a hacer (paradas y qué ver).

3 Cuál es tu presupuesto.

Disponibilidad para hacer el Transiberiano: ¿Cuándo ir y cuánto tiempo?

Aunque no lo creas, la estación del año que elijas para hacer el Transiberiano hará que tu viaje sea completamente diferente. Es por eso que esta es la primera decisión importante que has de tomar… vamos a ver por qué:

¿Cuándo hacer el Transiberiano?

  • De JUNIO a SEPTIEMBRE (Temporada alta):

Uno de los trenes que realiza el recorrido del BAM en territorio rusoFuente

✓ PROS El Transiberiano en verano es la opción elegida por la mayoría de viajeros por las agradables temperaturas. En Rusia, aunque depende mucho de la zona, en el mes de julio la media suele rondar los 20 grados centígrados. Una temperatura ideal para hacer turismo, aunque el ambiente sea algo húmedo (y pegajoso). Además, disfrutarás de más horas de luz e, incluso, de las denominadas noches blancas. Un fenómeno atmosférico que tiene lugar en regiones polares y países como Rusia, que hacen que el crepúsculo se alarge toda la noche. Imagina qué pasada.

✓ CONTRAS El Transiberiano en verano, como casi todos los viajes que tienen lugar durante el período estival, está mucho más masificado. En la mayoría de los trenes no encontrarás disponibilidad si no reservas con antelación. Además, verás a muchos viajeros extranjeros (como tú) en los vagones, restándole algo de encanto a la ruta. Por último, el precio que pagarás por cada billetes de tren será superior al que pagarías viajando fuera de temporada. La ley de la oferta y la demanda 😉

TOP EXPERIENCIAS VERANO:

Como ya te adelantaba en el párrafo anterior, desde principios de junio hasta mediados de julio se extiende el periodo de las noches blancas. El mejor lugar para disfrutar de ellas es la bonita San Petersburgo (recuerda que puedes alargar tu viaje hasta ella desde Moscú).

Noches blancas en San Petersburgo, RusiaFuente

Dragon Boat Festival, 18 de junio de 2018. Es un festival tradicional importante en China, que también se celebra en otros países de Asia. Desde 2009 forma parte de la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Una de las celebraciones durante el Dragon Boat FestivalFuente

Festival de Naadam, en Mongolia, del 11 al 13 de julio de 2018. Se conoce como la versión mongol de los Juegos Olímpicos. El principal entretenimiento festivo son los llamados “tres juegos varoniles”: la lucha, el tiro con arco y las carreras de caballos. Si te viene mal en julio, hay una versión reducida de este festival en el mes de agosto. Su nombre es Golden Naadam Festival.

Festival de Naadam en MongoliaFuente

Moon Festival, en China el 24 de septiembre de 2018. Es el segundo festival más grande de China. Suele haber desfiles de carrozas en la calles y comidas tradicionales.

Celebrando el Moon Festival en ChinaFuente

  • De NOVIEMBRE a ABRIL (Temporada baja):

Transiberiano-de-Noviembre-a-Abril

✓ PROS El Transiberiano en invierno (y te lo digo por experiencia propia) es de lo más alucinante que puedes vivir como viajero. A medida que vayas adentrándote en Siberia, es probable que te sientas como un explorador del siglo pasado.
En los trenes no habrá turistas (porque esos llegan en verano), solo rusos que te miran con cara de desconcierto y preguntándose qué diablos haces ahí. Los paisajes que verás desde la ventanilla y cuando te bajes del tren para hacer turismo, estarán teñidos por un manto blanco precioso. Pensarás que estás en un cuento de hadas pero en realidad se trata de la Rusia más auténtica.
Tu presupuesto ajustado también lo agradecerá: el precio de los billetes de tren desciende entre los meses de noviembre y marzo debido al descenso de la demanda.

✓ CONTRAS Hacer el Transiberiano en invierno puede parecer muy bonito en las fotografías y relatos de viaje, pero vivir la experiencia en primera persona es duro. Estarás expuesto a temperaturas extremas que pueden llegar hasta los -40 grados centígrados. A pesar de que vayas equipado con ropa térmica para el frío, a las dos horas de estar paseando a la intemperie, tendrás que refugiarte en alguna cafetería porque es probable que no sientas las extremidades.
Además, las horas de luz en invierno se reducen drásticamente y con ello las posibilidades de hacer turismo y hacer más visitas en una sola jornada.
Otro factor que tienes que tener en cuenta si optas por hacer el Transmongoliano en invierno es que probablemente no puedas hacer la excursión al desierto del Gobi. Debido a la mala climatología y a la escasa demanda en estos meses, las excursiones por el desierto son carísimas.

TOP EXPERIENCIAS INVIERNO:

Harbin Ice Festival es uno de los festivales de invierno más espectaculares que existen. Tiene lugar en la población China de Harbin y abre sus puertas desde mediados de diciembre hasta finales de febrero. En él verás esculturas de hielo de edificios a tamaño real. Increíble… en la edición de 2007 se registró en el libro Guinness la escultura de nieve más grande del mundo, de un tamaño de 250 metros de longitud.

Reproducción hecha de hielo de la esfingue egipcia para el Festival del Hielo de HarbinFuente

Probar la banya o sauna rusa. Es una costumbre muy popular entre los rusos de las poblaciones rurales. La banya es parecida a la sauna finlandesa, pero en lugar de ser en seco, es de vapor. Toda una experiencia.

Banya o sauna rusaFuente

Ver el lago Baikal helado. Este fenómeno suele tener lugar a finales del mes de enero. Es entonces cuando se puede disfrutar de una completa variedad de actividades invernales como: el paseo en trineo tirado por perros, la pesca submarina, submarinismo bajo el hielo, etc.

Lago-Baikal-Helado

¿Cuánto tiempo se necesita para hacer el Transiberiano?

Otra de las cuestiones clave tiene que ver con la duración del viaje. Si tienes las siguientes dudas: ¿Cuál es el tiempo mínimo necesario para poder hacer el Transiberiano?, ¿se puede hacer el Transiberiano en una semana?… atento porque ahí van las respuestas.

El Transiberiano o cualquiera de sus ramales (sin incluir los desplazamientos de ida y vuelta desde/hasta tu lugar de origen) necesita un mínimo de seis días para ser completado en su totalidad. Hagamos memoria:

Transiberiano (Moscú – Vladivostok): 143 horas, casi 6 días enteros de viaje en tren.
Transmongoliano (Moscú – Pekín): 132 horas, unos cinco días y medio de viaje en tren.
Transmanchuriano (Moscú – Pekín): 146 horas o 6 días y dos horas de viaje en tren.

De hacerlo así, pasarías todos los días metido en el tren sin poder realizar ninguna parada. Por tanto, si tienes 6 días, descartaría este viaje y lo dejaría para cuando tuviera más tiempo. El gran atractivo del Transiberiano o de cualquiera de sus variantes, además del trayecto en tren, es aprovechar la oportunidad que te brinda para conocer los lugares por donde pasa e impregnarte de su cultura.

Vida-dentro-del-Transiberiano

En caso de que no desees emplear demasiados días en este viaje pero quieras vivir la experiencia… tienes la opción de acortar los trayectos: empieza en Moscú y termina a mitad de camino, en el Lago Baikal. De esta forma te ahorraras un mínimo de tres o cuatro días viajando en tren.

¿Cuál es la duración mínima para poder disfrutar del viaje, incluyendo algunas paradas intermedias?
Al menos necesitarás dos semanas para visitar lo imprescindible de cada ruta y no irte con la sensación de no haber salido del tren en todo el viaje.

*Ojo que dependiendo de la numeración de los trenes en los que reserves los trayectos, éstos serán más o menos rápidos… y por tanto la duración final del viaje se puede ver alterada con respecto a las cifras en horas que te presentaba más arriba. Tenlo en cuenta.

Si te ves apurado porque no tienes muchos días de vacaciones, utiliza este truco para ahorrar tiempo y dinero 😉

La técnica que utilicé en mi viaje para aprovechar al máximo el tiempo y añadir paradas extra consiste en dormir en el tren. ¿Qué conseguirás? por un lado, te ahorrás varias noches de hotel y, por otro, harás kilómetros mientras duermes. Viajando de esta manera y cuadrando horarios, es probable que las horas centrales del día las dediques a hacer turismo en las paradas que hayas establecido previamente y el resto las pases en el tren, de camino al próximo destino.

Al igual que el mínimo viable para hacer este viaje es de una semana, has de saber que el máximo que podrás estar viajando por Rusia es de 30 días (que es lo que te permite el visado de turista). Si optas por el Transiberiano, calcula bien las distancias y los días de parada porque las jornadas vuelan y antes del día 31 de viaje tienes que haber salido de Rusia.

Mi viaje duró 26 días, échale un vistazo.

Si te decantas por el Transmongoliano o Transmanchuriano, el viaje en tren se puede alargar varios meses hasta sumarle la duración total de los tres visados:

– Transiberiano: Visado ruso válido por 30 días = la duración máxima del viaje es de 30 días.
– Transmongoliano: Visado ruso válido por 30 días + visado mongol válido por 90 días + visado chino válido por días 30 días = la duración máxima del viaje es de 150 días.
– Transmanchuriano: Visado ruso válido por 30 días + visado chino válido por días 30 días = la duración máxima del viaje es de 60 días.

Paradas del Transiberiano: itinerarios y visitas obligatorias

Decidir la ruta y las paradas que harás durante tu viaje en tren es otra de las fases importantes en la organización del viaje. Años atrás, recuerdo cuando tuve que determinar:

  1. Qué ruta hacer
  2. Qué ciudades visitar
  3. Cuadrar las distancias
  4. Ajustar los horarios de los trenes
  5. Y todo ello en menos de 30 días (porque es lo que dura el visado ruso)…

Como sé por experiencia que es complicado y surgen muchísimas dudas, estoy creando un artículo aparte que trata en exclusiva y en profundidad todos estos temas, apoyándome en itinerarios y mapas del Transiberiano, Transmongoliano, Transmanchuriano y sus extensiones, que podrás descargar en cuanto lo tenga online.

Mientras lo publico, te adelanto cuáles son las paradas más populares (e imprescindibles) del Transiberiano/Transmongoliano/Transmanchuriano:

Imprescindibles del Transiberiano

¿Qué no te puedes perder?


1MOSCÚ (Rusia) Independientemente de la importancia que pueda tener por tratarse de la capital del país, Moscú suele ser el punto de partida de la mayoría de Transiberianos o Transmongolianos. Sus encantos son innumerables pero, seguramente, la Plaza Roja, el punto más fotografiado de toda Rusia, acapare todas las miradas.


Transiberiano-Lago-Baikal
2LAGO BAIKAL (Rusia) El que sea el lago más profundo del planeta resulta ser algo anecdótico cuando se conoce en persona. La belleza natural que conserva hace que parezca que el hombre aún no ha pasado por ahí. Esta visita se realiza previa parada en Irkutsk, desde donde se coge un minivan que recorre los 65 km que separan al lago de la ciudad.

Ciudad rusa de Vladivostok, última parada del TransiberianoFuente

3VLADIVOSTOK (Rusia) Para los que hacen el Transiberiano, esta ciudad es el punto y final a su viaje. Sorprende por sus fuertes influencias occidentales, a pesar de estar situada en el corazón de Asia. Muy cerca geográficamente de Corea del Sur, China o Japón.

Ulán Bator, capital de Mongolia y visita obligada en el TransmongolianoFuente

4ULÁN BATOR (Mongolia) La capital del país mongol es un reclamo turístico en sí mismo y además suele actuar como centro de operaciones para hacer las visitas al Desierto del Gobi y al Gorkhi-Terelj National Park.

Pekín es la última parada del Transmongoliano y del TransmanchurianoFuente

5PEKIN (China) La capital de China es una de las visitas culminantes del viaje porque para muchos supone el punto y final a su aventura sobre raíles. Sin duda, la visita a la Muralla china es una buena forma de despedirse de esta ruta mítica 😉

Altamente recomendables del Transiberiano

Para viajes en tren de más de dos semanas

Ekaterimburgo-Transiberiano
7Ekaterimburgo (Rusia) Es conocida como la frontera entre Europa y Asia ya que a unos 14 km de la ciudad se encuentra el monumento Europa-Asia que representa el lugar donde empieza o termina uno y otro continente).


Kazan-Transiberiano
8Kazán (Rusia) Es interesante por el crisol cultural. Tiene la mezquita más grande de Rusia y un Kremlin precioso que parece una reproducción del moscovita en tamaño reducido).


9Tomsk (Rusia) Es una ciudad ligeramente desviada de la ruta principal. La mayoría de las casas del casco antiguo están hechas en madera y decoradas con preciosas ventanas de colores.

Si tienes más tiempo, añade paradas tales como Ulán-Udé, Vladimir, Nizhni, Novosibirsk, Krasnoyars u Omks.

Si quieres ver un itinerario real, te aconsejo que le eches un vistazo a mi ruta del Transiberiano. En ella vas a encontrar una buena dosis de inspiración, además de información muy práctica 😉


  • Si quieres muchas ideas y datos concretos para empezar a planificar tu ruta sobre raíles, este recopilatorio con toda mi experiencia sobre el viaje te viene como anillo al dedo ;)

¡LEERLO AHORA!

Presupuesto y precios: ¿Cuánto cuesta el Transiberiano?

¿Cuánto cuesta el Transiberiano? Seguro que llevas pensando en eso desde que se te pasó por la cabeza hacer este viaje. Si ya has chequeado algo de información, te habrás dado cuenta del abanico tan enorme de ofertas que existen para realizar el viaje en tren, la mayoría de ellas a través de agencias.

Debido al aumento en la demanda turística, dichas compañías privadas organizan trayectos mediante trenes de lujo exclusivos para turistas en unas determinadas fechas al año. Son pasajes caros que probablemente vayan de los 2500 euros en adelante.

Como este artículo va dirigido a todos los que estáis planificando el viaje por libre, quiero ayudaros a resolver las dudas que surgen con el presupuesto mínimo necesario para realizar el Transiberiano.

En el artículo de al lado te doy cifras concretas de lo que te pueden costar las cosas en el tren y te digo lo que me gasté en mi viaje de 26 días. Así sabrás si te puedes permitir tu propia aventura sobre raíles. 😉

Por cierto, un dato a tener en cuenta es el número de paradas que hagas. A medida que vayas añadiendo más etapas a tu itinerario, el precio total de los billetes se irá incrementando (aunque el viaje resultará mucho más enriquecedor ;)).

Costes del Transiberiano


  • ¡¡Resuelve todas tus dudas!! Mi presupuesto detallado de lo que me costaron los billetes de tren, el alojamiento, la comida, el seguro médico, los visados, etc.

¡LEERLO AHORA!

Planificar el Transiberiano. Aspectos importantes para preparar el viaje

Tipos de trenes del Transiberiano

Dentro de los trenes regulares (recuerda que aquí no voy a hablar de los trenes de lujo exclusivos para turistas como son The Golden Eagle, The Tsar’s Gold o el Imperial Russia), la compañía nacional rusa de ferrocarriles (RZD) opera con una gran variedad de trenes destinados al uso mayoritario. Casi todos los viajeros que hacen el Transiberiano, elijen los trenes regulares para su ruta. Suelen tener vagones de primera, segunda y tercera clase. Cuanto mayor sea el número del tren, más lento y viejo será. Hay tres tipos fundamentales:

– Trenes Firmeny o Firm Train: los elegidos tradicionalmente por los viajeros. Son los más confortables y caros.
– Trenes Skory: son trenes más sencillos y baratos que los anteriores, pero conservados en buenas condiciones.
– Trenes Passenger o Passanger trains (Passazhirsky): los más básicos, lentos y baratos de los tres.

Tren-Transiberiano-parado-en-estacion

Trenes Firmeny o Firm Train: son los más reservados por los viajeros para hacer el Transiberiano ya que son rápidos y confortables, aunque más caros que el resto. Estos trenes dormitorio tienen las tres clases (primera, segunda y tercera) y restaurante. Como hacen menos paradas que el resto, la duración de los trayectos también es menor. Estos son los más reservados por los viajeros:

Trenes Rossiya con numeraciones 001 y 002: realizan el trayecto mítico del Transiberiano, que une las ciudades de Moscú a Vladivostok, o viceversa. El tren 001 va de Vladivostok a Moscú mientras que el 002 (el más famoso) sale de Moscú a las 13:20 h los días impares (*comprobar en la página oficial). La duración del trayecto sin paradas es de 7 días.
Trenes 003 y 004: realizan el famoso trayecto del Transmongoliano que parte de Moscú, pasa por Mongolia y termina en Pekín. El tren 003 sale de Pekín y llega a Moscú mientras que el tren 004 sale de Moscú a las 23:45 h todos los martes y llega a Pekín el lunes siguiente.
Trenes 005 y 006: realizan el trayecto de Moscú a Ulán Bator. Todo en territorio ruso.
Trenes 019 y 020: estos son los trenes que van de Moscú a Pekín atravesando la región china de Manchuria. Si quieres hacer el Transmanchuriano, este es tu tren. El tren 019 va de Pekín a Moscú mientras que el 020 parte de Moscú los sábados a las 23:45 h.

Trenes Skory: Si los Firmeny son los trenes más cómodos y rápidos, los Skory quedan relegados a un segundo puesto. Aunque cómodos, son más antiguos y realizan más paradas, es por eso que también son más lentos y económicos que los anteriores. Tienen restaurante pero no suelen contar con vagón de primera clase, por lo que sus vagones son para pasajeros que viajan en segunda y tercera clase. Los trenes Skory más destacados son los que llevan las siguientes numeraciones:

Trenes 007 y 008: Van de Novosibirsk a Vladivostok. Utilizado por viajeros que hacen el Transiberiano.
Trenes 060 y 070: Parten de Moscú y llegan hasta la ciudad rusa de Chitá, entre Ulán-Udé y Vladivostok.
Trenes 099 y 100: Hacen el mismo trayecto que el famoso Rossiya, de Moscú a Vladivostok, pero por menos dinero.

Trenes Passenger: Son trenes que realizan parada en casi todas las estaciones que hay a lo largo de la ruta, por lo que también son los más lentos, económicos y los preferidos por los rusos. Los trenes passanger más populares son los que realizan tramos del Transmongoliano:

Trenes 023 y 024: De Ulán Bator a Pekín, uniendo los países de Mongolia y China
Trenes 361 y 362: De Irkutsk a Ulán Bator, realizando el trayecto que parte de una de las últimas etapas del Transmongoliano en territorio ruso hasta la capital de Mongolia.

Compartimentos y clases de los vagones

El segundo aspecto a tener en cuenta es la categoría del vagón en la que se va a viajar dentro del tren. Son tres: primera, segunda y tercera.

TERCERA CLASE – Platskartny o Platskart: Los vagones de tercera clase están dotados con literas colocadas en paralelo y perpendicular al pasillo común, sin compartimentos, por lo que el nivel de privacidad es prácticamente nulo. Por eso son las camas más económicas del tren.

A la hora de hacer la reserva del billete, se puede elegir en qué litera dormir. Casi todo el mundo prefiere la de abajo aunque arriba se tenga algo más de privacidad. Para mí, la mejor elección es reservar la o las literas paralelas a la ventana, sobre todo si son dos personas las que viajan, ya que podrán disfrutar de mayor autonomía.

Platskartny-Platskart-transiberianoEjemplo de un vagon de tercera clase de un tren del Transiberiano Vagón de tercera clase del Transmongoliano

Viajar en tercera te facilita el conocer y comunicarte con gente local que viaja en tu mismo vagón, ya que casi todos los turistas prefieren segunda clase.

SEGUNDA CLASE – Kupeyny o Kupe: En este caso, el vagón está dividido en compartimentos privados con cuatro literas cada uno, sin camas en el pasillo. La ventaja respecto a la tercera clase es que al compartir espacio con un máximo de tres personas más, a priori, el trayecto resulta mucho más tranquilo, pero no tiene porque ser así necesariamente. De mis dos experiencias en segunda clase, ambas compartí vagón con dos hombres que roncaban de una manera impresionante (uno de ellos empezó a hablar en ruso con tono amenazante mientras dormía profundamente)… por lo que fue difícil conciliar el sueño.

Kupeyny-Kupe-transiberiano Cabina-para-cuatro-personas-transiberiano
Pasillo-segunda-clase-transiberiano

PRIMERA CLASE – Lux o spalny Vagon: El vagón está dividido en compartimentos con dos camas cada uno, que actúan como asientos durante el resto del día. Son los billetes más caros del tren ya que sus pasajeros gozan de mayor privacidad y comodidad. Como no viajé en esta clase, no tengo fotos de las cabinas, pero por lo que he visto en internet, los compartimentos son similares a los de segunda clase, pero sin las dos camas arriba.

¿Cómo comprar los billetes de tren para el Transiberiano?

Antes de iniciar el viaje debes decidir si prefieres comprar los billetes con antelación y ahorrarte sorpresas desagradables como, por ejemplo, precios desorbitados o falta de disponibilidad en el tren que querías coger. O si por el contrario prefieres comprar los billetes en cada estación en la que paras e ir a la aventura.

Mi consejo, sobre todo si viajas durante los meses de más afluencia de turistas (de junio a septiembre) es reservar los billetes por anticipado y no hacerlo in situ. Si lo haces directamente en ventanilla, por un lado, es probable que te cueste entenderte con la persona que te atienda (ya que la mayoría de rusos no hablan inglés) y por otro, como te decía más arriba, te arriesgas innecesariamente a pagar precios elevados porque no queden demasiados asientos disponibles o que directamente no haya y tengas que esperar al próximo tren… perdiendo tiempo y retrasando tu viaje.

Es una decisión muy personal, que debes meditar con calma, valorando los pros y los contra.

Yo preferí llevar las reservas hechas desde casa porque ya tenía un itinerario definido y tampoco contaba con demasiados días para hacerlo posible: un total de 30 días que es lo que dura el visado ruso.

Si eliges hacer las reservas desde casa, tienes que tener en cuenta dos factores importantes:
– Las reservas de los billetes de tren se pueden hacer con una anticipación máxima de 45 días.
– Los billetes los puedes comprar a través de la RZD o página oficial de ferrocarriles rusos (en inglés). Cuanto más se acerca la fecha de tu viaje en tren o disminuya la disponibilidad, más dinero pagarás por tu billete. Por eso te recomiendo hacerlo con la máxima antelación posible dentro de esos 45 días que hay de margen.

Por cierto, si quieres hacer el Transmongoliano o el Transmanchuriano has de saber que los billetes de los trenes que atraviesan Mongolia y China tendrás que comprarlos en la estación o mediante una agencia intermediaria. Mi consejo es que lo hagas con RussianTrain. Tienen la página traducida al español, por lo que si no quieres complicarte la vida, también puedes reservar los billetes de tren rusos a través de esta misma web.

La vida dentro del tren

A estas alturas es probable que tengas curiosidad por saber cómo es la vida dentro del tren, dado que vas a pasar muchas horas metido dentro. Estas son algunas de las “rutinas” que te vas a encontrar en tu día a día:

– Cada vagón tiene un supervisor y encargado conocido como provodnik o provodnitsa, dependiendo de si es hombre o mujer. Su trabajo dentro del tren consiste en revisar los tickets a la entrada, repartir la ropa de cama, comprobar que nadie la roba, y vigilar que los pasajeros hacen un correcto uso del cuarto de baño (no tirar el papel dentro del inodoro, por ejemplo).

Todos los vagones tienen un baño al principio y al final de cada pasillo y un samovar gratuito del cual obtener agua caliente, muy útil para prepararse un café, té o noodles. Sino tienes vaso para servirte, las provodnitsa te pueden prestar unas jarras muy vistosas de manera gratuita (que si te gustan también podrás comprar como souvenir ;)).

Baño y lavabo del Transiberiano Samovar dentro de un vagón del Transiberiano

– En todas la paradas que el tren realiza, encontrarás apeadas en los andenes a las babuskha. Mujeres que venden todo tipo de comestibles a un precio aceptable: desde los típicos filetes rusos, hasta fruta, bollos, refrescos… hacer uso de sus servicios es muy socorrido sobre todo cuando no se ha tenido tiempo de pasar por un supermercado en busca de provisiones. Esta es una buena ocasión para probar la comida casera rusa ya que las babuskha venden la comida que previamente han preparado en casa.

Comer dentro del vagón Transiberiano

Tal vez un día no sea mala idea comer en el vagón restaurante que tienen todos los trenes. Durante una hora podrás experimentar lo mismo (bueno, salvando las distancias) que sienten los pasajeros de los lujosos trenes Tsar’s Gold o Imperial Rusia.

Lleva al menos un ladrón o un adaptador con varios enchufes para poder cargar el móvil o enchufar el portátil al mismo tiempo… es algo que seguro echarás de menos si no lo tienes porque los puntos de electricidad dentro del tren son escasos y suelen estar mal distribuidos.

– Para los más escrupulosos tal vez sea una buena idea llevarse saco de dormir o sábanas propias, aunque normalmente la ropa de cama y la toalla pequeñita que se facilita en el tren suelen estar muy limpias.

Cama litera en ventana en un vagón de tercera clase transiberiano

– En ocasiones, al menos durante el invierno, la temperatura del vagón puede ser muy fría (por lo que viene bien el saco de dormir) o muy caliente, tanto que puede resultar difícil conciliar el sueño.

– Si sueles tener problemas para dormir cuando hay mucho ruido, te recomiendo que te lleves unos tapones para los oídos o unos cascos para escuchar música. Por desgracia, los ronquidos son algo habitual en los vagones de tercera y segunda clase.

Seguridad dentro del tren

Muchos de vuestro mensajes privados sobre el Transiberiano tienen que ver con la seguridad. Preguntales tales, como: ¿es seguro el Transiberiano? o ¿puedo dejar las cosas en el tren con total seguridad? son algunas de las más frecuentes.

Voy a serte sincera. El Transiberiano es un viaje bastante seguro. Durante mi ruta no viví ningún momento de inseguridad, al igual que los viajeros que he ido conociendo gracias a los artículos publicados en el blog. Sin embargo, es bueno tener una serie de hábitos de seguridad para prevenir posibles robos en el tren que, como mucho, es lo que podría llegar a suceder.

Procura no dejar a la vista objetos de valor.
– Si viajas solo y tienes que ir al baño, intenta llevar siempre contigo una pequeña mochila o riñonera para meter lo imprescindible (dinero, tarjetas, teléfono móvil, etc).
– Como te decía, todos los vagones tienen asignada una supervisora conocida como provodnitsa. Entre sus muchas labores se encuentran las de garantizar la seguridad en su vagón y hacer que haya orden.

Documentación extra sobre el Transiberiano

Libros sobre el Transiberiano

El Transiberiano es una ruta tan emblemática entre viajeros que se han escrito ríos de tinta sobre su historia y el trayecto en tren. Sin embargo, y a pesar de su popularidad, no existen muchas guías en papel o en formato digital que puedas comprar, y mucho menos en castellano.

La mejor opción es la última edición (solo) en inglés de la guía sobre el Transiberiano lanzada por la Lonely Planet: Trans-Siberian Railway (Travel Guide)

Transsiberian-Guide2018

Otro libro que te puede resultar muy muy útil durante el viaje, ya que la mayoría de los rusos no hablan inglés, es una guía de conversación ruso-español. Yo te recomiendo las Guías para conversar: Ruso para el viajero, de la Lonely Planet.

Ruso-para-el-viajero

Si prefieres leer un poco de literatura sobre el viaje, creo que te va a encantar el siguiente libro. Con él descubrirás todos los entresijos de esta obra de la ingeniería ferroviaria sin precedentes: Billete al fin del mundo: La historia del Transiberiano, el tren que cambió Rusia

Billete-al-fin-del-mundo

Diarios de viaje sobre el Transiberiano

Son muchos los viajeros que tras hacer el Transiberiano le han dedicado unas líneas en sus blogs o incluso se han animado a escribir un libro. Ese es el caso de José Luis Bauset Navarro y su bitácora de viaje sobre el Transiberiano, Mongolia y la Ruta de la Seda escrito en 2017, titulada Asia de Ida y Vuelta: Diario de viaje: El Transiberiano, Mongolia y la Ruta de la Seda… con muy buenas críticas, por cierto 😉

asia-de-ida-y-vuelta

→ El Diario argentino La Nación también publicó una bonita crónica escrita por Javier Sinay sobre su paso por el Transiberiano: pincha aquí si quieres leerla 😉

→ Otra de las viajeras que ha escrito un diario precioso en su blog sobre el Transmongoliano es la española Carmen Teira.

Películas sobre el Transiberiano

En 2008 la industria cinematográfica lo llevó en la gran pantalla y el resultado fue Transsiberian, un thriller protagonizado por el español Eduardo Noriega, Woody Harrelson, Emily Mortimer y Ben Kingsley entre otros actores. El director es el estadounidense Brad Anderson. Esta es la Sinopsis de Filmaffinity.com:

Tras una temporada en Pekín, Roy y Jessie deciden viajar a Moscú en el Transiberiano, el ferrocarril que une la Rusia europea con las provincias rusas del Lejano Oriente. Aunque la gente que viaja en el gigantesco y sombrío tren es bastante extraña, la pareja no tarda en entablar relación con sus compañeros de compartimiento, Carlos y Abby, y con el inspector Grinko, que investiga el asesinato de un narcotraficante.

La nota media que tiene la película en la web de IMDB es de 6,4. Te dejo con el trailler 😉

Transsiberian-Pelicula

Otra película sobre el Transmanchuriano con algunos años a sus espaldas es Horror Express (1971), traducida como Pánico en el Transiberiano. El título de la película ya denota que el film no es precisamente de humor…

El cuerpo de un antropoide hallado en Manchuria por un científico inglés es trasladado a Londres a bordo del Transiberiano. Comienza así un viaje que estará plagado de intrigas y muertes en cuanto el fósil vuelva a la vida. 

Filmaffinity.com

Puntuación de 6,5 en IMDB. Podéis ver la película completa con subtítulos en español a través de este enlace:

Ahora sí, espero haberte dado todas las herramientas para que planifiques tu viaje en tren adaptándolo a tus gustos y disponibilidad. Aún me quedan muchos artículos por escribir en el blog sobre el Transiberiano, por lo que antes de empezar el viaje, pásate por el blog y comprueba si he publicado algo nuevo que pueda serte útil 😉

Ah! si tienes alguna duda importante que necesitas preguntarme, puedes dejarme un comentario justo debajo. De esta forma (y en lugar de hacerlo mediante mensaje privado), ayudaremos a otros viajeros que tal vez se encuentren con los mismos problemas que tú. ¡Gracias por adelantado y feliz ruta!

[mailmunch-form id=”617627″]

Comenta. Sugiere. Aconseja.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Quieres hacer alguna aportación?
Escribe y comparte tu opinión con la comunidad. Queremos saber qué piensas 😉

 

11 Responses
  1. Agnès

    Hola Patricia,
    Acabo de descubrir tu blog y es genial .
    Leerte es fácil y me está dando mucha información para seguir preparando el viaje que tengo en mente; GRACIAS por compartir tus vivencias y experiencia
    Un saludo

  2. Luis Marrero

    Hola, te felicito por tu capacidad narrativa. Excelente trabajo el que has hecho. Una pregunta: si lo hago en la ruta Trasnsmongolia, una vez fuera de Rusia, tengo nuevamente 30 dias de visado si decido regresar por la misma ruta? Saludos.

    1. Hola Luis,
      Siempre que me preguntáis por el visado recomiendo lo mismo: consultar a la fuente oficial, ya que las condiciones a veces son cambiantes. Diríjate a la embajada o consulado ruso de tú país y realízales esta misma pregunta.
      Imagino que dispondrás de 30 nuevos días siempre y cuando pagues las tasas correspondientes 😉
      De todas maneras, mi consejos es que si quieres volver por Rusia, en lugar de hacerlo por el mismo camino, escojas otra de las alternativas que existen: el Transiberiano o el Transmanchuriano. Así el recorrido será novedoso y más enriqiecedor 😉

  3. Irene

    ¡Hola!

    En primer lugar, quería darte las gracias por toda la información útil que compartes en el blog. Llevo mucho tiempo con la idea de hacer este viaje y, después de leerte, creo que voy a empezar a planearlo en serio (¡me iría ya mismo!).

    Hay un tema del que quería preguntarte, ya que no he leído nada o aún no he llegado a esa parte (estoy devorando los textos y lo mismo me lo he saltado), y es el de viajar sola. Siempre he viajado así y no sé hasta qué punto es seguro para una chica hacer el Transiberiano sin acompañante. Supongo que en el tren no habrá problema y en las principales ciudades tampoco, especialmente una vez que se entre en Mongolia/China. Nunca me ha pasado nada viajando así, pero nunca he estado en Rusia y me da bastante respeto.

    Cualquier info sobre este tema será bienvenida.

    ¡Muchas gracias por adelantado!

    Irene

    1. Hola Irene!
      Si has seguido leyendo esta misma guía habrás visto que poco antes del final hablaba sobre la seguridad 😀
      Como te decía, el Transiberiano es un viaje seguro, incluso si se hace en soledad (y eres mujer). No conozco ningún caso de viajeros que hayan tenido malas experiencias en el tren o fuera de él (y son muchos con los que he hablando sobre este viaje).
      Simplemente, toma las precauciones habituales que cuando viajas a cualquier otro destino y procura tener algo de celo cuando dejes tus cosas dentro del vagón para ir al baño. Por lo demás, disfruta y relaciónate con los rusos. Son gente mucho más hospitalaria y curiosa de lo que uno cabría esperar 😉
      Un abrazo

  4. ¡Hola!
    Primero de todo, GRACIAS. Aún no he terminado de leer tu post y ya me siento relajada de saber que tengo toda la información que proporcionas disponible y que organizar mi viaje no será un sinfin de preguntas.
    Segundo, acabo de descubrirte y te mandaré directa a mis favoritos. Me encanta como escribes: sencillo, interesante y como una amiga.
    Sigue así porque ¡BRUTAL!
    Un saludo Patricia 🙂

    1. Nuria!!! Con un comentario así haces feliz a cualquiera!!! Qué alegría!!
      Me alegra muchísimo saber que todo el trabajo que he realizado con todo el cariño del mundo os está sirviendo de verdad para organizar este viaje! 🙂
      Espero poder echarte una mano en próximos destinos y viajes! 😉
      Un abrazote

  5. Mai

    Hola!!! los tickets del ferry los compraste por la pagina?? porq intento ver pero no me muestra siquiera la ruta (me la muestra solo de Corea a Rusia)

    1. Hola Mai!
      Tienes dos opciones para comprar los tickets de ferry: directamente a través de la empresa que realiza el trayecto que se llama DBS o mediante un intermediario que se llama directferries. La ventaja si lo haces con los segundos es que podrás reservar el pasaje por internet y en el momento, mientras que si lo haces con la empresa, tendrás que enviarles un mail para que te hagan la reserva y confirmarla y pagarla directamente en la terminal de Vladivostok. Mi consejo es que lo hagas con Direct Ferries y te ahorres quebraderos de cabeza.

  6. cami

    Me encantaria saber en que mes exactamente viajaste, estoy planeando mi viaje y si bien quiero ir en invierno, no puedo decidir que mes es mejor, si en noviembre/diciembre, o ir directamente en enero.
    Otra pregunta, este seria mi primer viaje sola, es muy dificil de moverse en rusia?

    1. Hola Cami!
      Yo viajé de mediados de noviembre a mediados de diciembre. Si vas a ir en invierno, te recomiendo que lo hagas más tarde (a partir de enero) para que veas el lago Baikal helado y de paso, si te animas, te acerques al festival de invierno de Harbin 😉 En este artículo hablo sobre este tema en profundad. Dale un repaso!
      Moverse por Rusia no es difícil, más si haces el Transiberiano o variantes y llevas los billetes comprados desde casa, lo cual te recomiendo porque la mayoría de los rusos no hablan inglés (incluidos los que trabajan en las estaciones de tren).
      Ánimo y suerte con esta grandísima aventura 😉

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Inline
Inline