3 min de lectura

Resumen de la ruta que realicé durante mi primer viaje al Sudeste Asiático que fue tan especial, tan a mata caballo y tan intenso. ¡Cinco países en 45 días!

Sigue mi aventura asiática en diferido

Cómo pasa el tiempo de rápido, ¿verdad? Sobre todo cuando uno está haciendo cosas que le gustan. Parece que fue ayer cuando me subía al avión de Easyjet con destino Milán para alcanzar mi destino final, tras casi 20 horas de vuelos y escalas… Bangkok. La capital de Tailandia y ciudad del caos por excelencia, fue donde comenzó una de las mayores aventuras de mi vida, que espero poder repetir algún día: un viaje de 45 días de duración recorriendo cinco países del Sudeste Asiático: Tailandia, Singapur, Malasia, Camboya y Vietnam.

Puente The Huc en Hanoi

Aunque mes y medio parezca mucho tiempo, cuando quieres ver tantos lugares impresionantes y sumergirte de lleno en una cultura totalmente ajena a la que conoces, 45 días se antojan más que escasos, ¡¡escasísimos!!.

La idea de hacer este viaje se me  ocurrió durante el verano de 2009, mientras soñaba con conocer nuevas formas de vivir. La elección del Sudeste Asiático como destino no fue complicada ya que existían dos factores fundamentales que lo convertían en una magnífica opción: nunca había estado en Asia y siempre me había fascinado, y el presupuesto con el que contábamos era bastante ajustado.

Digo “contábamos” porque a este viaje se apuntó mi amiga Silvia: una mujer con alma de niña, de sensibilidad especial y con un poder inigualable para sacarle una sonrisa a cualquiera, incluso en las situaciones más insospechadas.

Cuando te propones hacer un viaje de estas características, lo mejor es tener más o menos claro qué es lo que se quiere ver y qué se puede dejar para próximas ocasiones. Dependiendo del presupuesto y preferencias del viajero se pueden optar por dos maneras diferentes de viajar:

1. Centrarse en uno o dos países y hacer todos los desplazamientos por tierra, lo cual abarata bastante el coste del viaje pero, por contra, el itinerario de visita se ve obligado a reducirse sustancialmente porque se emplea mucho tiempo en ir de un sitio a otro.

2. Desplazarse en avión, acortando distancias entre países y reduciendo el tiempo de duración de los trayectos significativamente. De esta manera se pueden visitar muchos más lugares interesantes a un coste netamente superior, ya que no es lo mismo comprar un ticket para un autobús local que para un avión.

Por tanto, son dos maneras diferentes de viajar entre las que poder elegir dependiendo de nuestras circunstancias personales. En nuestro caso optamos por la primera opción y reservamos con antelación hasta ocho vuelos internos que, gracias a compañías aéreas de bajo coste como Air Asia o Jetsar, nos costaron un total de 400 €.

Mapa de situación e itinerario

A continuación, adjunto un mapa que muestra el itinerario de viaje que realizamos a lo lago del mes y medio que estuvimos fuera de casa. Estos fueron las países que visitamos y por este orden:

Tailandia – Singapur – Malasia – Camboya – Vietnam

Mapa de Ruta Sudeste Asiático

Tailandia

El país más de moda de todo el Sudeste Asiático fue el primero en sentir nuestros pasos. Su capital, Bangkok, nos acogió con los brazos abiertos durante los cuatro primeros días de viaje. Tuk-tuks, regateos eternos, algún que otro timo y una humedad nunca vivida fueron algunos de los ingredientes que nos acompañaron durante el inicio de nuestra aventura. El mercado de Chatuchak y la milenaria ciudad de Ayuthaya fueron dos de las excursiones de un día que realizamos durante esta primera toma de contacto.

TailandiaPaisajeBlog

El quinto día cogimos un avión en dirección a Chiang Mai, al norte del país. Allí todo es paz, sosiego y calma. Además, es el mejor lugar para aprender el masaje tradicional tailandés o darse uno a diario, todo un lujo al alcance de cualquiera. Desde Chiang Mai realizamos varias excursiones. Una de ellas fue la visita al llamado Triángulo del Oro y punto en el que confluyen las fronteras de Tailandia, Laos y Myanmar. La excursión incluía la visita al poblado de las mujeres jirafa, todo un ejemplo del daño que puede llegar a hacer el turismo. La otra fue mucho más divertida, un día entero en un safari, rodeadas por elefantes y tigres, inolvidable.

Seis días después de aterrizar en Chiang Mai y recrearnos con su enorme patrimonio cultural (con más de 300 templos budistas), regresamos al aeropuerto para tomar un avión con destino a Phuket, lugar de veraneo de todo tipo de turistas. Allí disfrutamos de seis días de playa, haciendo snorkel y fotografiando postales de un paraíso de color azul turquesa.

Singapur

Nuestra siguiente parada, Singapur, nos devolvió a la vida de cualquier gran ciudad occidental compuesta por coches, rascacielos, metro ligero, centros comerciales por doquier e incluso un incipiente parque de atracciones que más bien parecía una ciudad en miniatura. Volver a un ritmo de vida que nos resultaba más familiar, nos vino bien pero duró poco tiempo porque a los pocos días otra gran aventura nos esperaba…

Malasia

Amanecer en el Río Kinabatangan

Justo en el ecuador del viaje fue cuando llegamos a la isla de Borneo. Yo siempre había querido estar en la selva y allí pude vivir esa experiencia por primera vez. Un amanecer en la selva, en pleno Río Kinabatangan es algo único e irrepetible. Además, cerca de Sandakan se puede visitar el Centro de Rehabilitación de Orangutanes en Sepilok, ideal para conocer de cerca la dura realidad en la que se encuentra esta especie animal, próxima a la extinción.

Tras nuestra aventura en plena naturaleza, de nuevo nos sumergimos en una gran ciudad como es Kuala Lumpur. Las Torres Petronas y el Fórmula 1 de Fernando Alonso, que se exhibía en su interior, nos dieron la bienvenida a una urbe con uno de los mejores mercadillos nocturnos de todo el sudeste asiático por precio y calidad de las imitaciones que allí se venden.

Camboya

S21Blog

El 17 de marzo llegamos a otro destino que me moría de ganas por conocer… Siem Reap y sus Templos de Angkor. La llamada octava maravilla del mundo es un lugar que hay que visitar, al menos, una vez en la vida por la espectacularidad del entorno: templos con cientos de años de historia a sus espaldas, engullidos literalmente por la selva camboyana. Phnom Penh, la capital del país, es una ciudad de claroscuros, fuente de emociones encontradas. El Toul Sleng o el Memorial Choeung Ek son dos testimonios de la dura historia vivida en Camboya cuatro décadas atrás, que no hacen otra cosa que no sea recordar el carisma y valentía de la sociedad camboyana.

Vietnam

Horizontalidad vietnamita

Ya por último alcanzamos el último de los cinco países que nos quedaba por visitar, Vietnam. Ho Chi Ming, la antigua Saigon, fue una excelente plataforma para realizar varias excursiones por el sur del país, como la de los Túneles de Cu Chi o la del Delta del Mekong. En el norte nos esperaba las colinas infinitas de Sapa, los preciosos paisajes de la Bahía de Halong y, como no, la actual capital vietnamita: Hanoi. Un caos con sabor comunista, con un bonito barrio de artesanos.

Escribe cuando llegues en Facebook

Facebook Pantallazo

Este breve resumen que acabo de hacer de todas nuestras etapas por el Sudeste Asiático tan sólo es un pequeño adelanto de la que se avecina, porque a partir de hoy y a lo largo del próximo mes y medio, voy a contar mi viaje aquí, en el blog de Escribe cuando llegues, y también lo podrás seguir a través de su nueva página de Facebook.

Hace tiempo que quería llevar escribecuandollegues.wordpress.com a las Redes Sociales y por unas razones u otras siempre lo posponía. Pero ¿qué mejor oportunidad que esta para inaugurar la nueva pág. de facebook, ahora que el blog va a estar mas vivo que nunca?. Si queréis formar parte de esta incipiente comunidad viajera, tan sólo tenéis que pulsar el botón de “Me Gusta” situado en el columna superior de la derecha del blog o directamente en su pág. de facebook.

Por tanto, y a partir de ahora, quien lo desee también podrá seguir a Escribe cuando llegues en su Facebook y comentar los últimos posts, dar su opinión de las fotografías y conocer las últimas noticias y novedades del blog antes que nadie. Os espero, ¡no faltéis!.


Hola! Soy Patricia, fácilmente me podrás encontrar de ruta por Noruega, haciendo fotos en Seúl o comiendo paella en Ibiza. He viajado a casi 50 países y tachado de la lista algunas aventuras épicas que siempre quise vivir.

- - - - - SIGUE LEYENDO - - -

About the author

Con más de 6 años de experiencia blogueando, Patricia GM es la autora de Escribe cuando llegues. Un blog en el que habla sobre los más de 40 países que ha visitado, las 4 países en los que ha vivido y su manera de recorrerlos: en coche, en tren, en furgoneta, durante días, semanas o meses alrededor del mundo. Sigue leyendo →
5 Responses
  1. Hi there! This blog post couldn’t be written much better! Looking through this post reminds me of my previous roommate! He always kept talking about this. I will forward this article to him. Fairly certain he’ll have a
    very good read. I appreciate you for sharing!

  2. May I simply just say what a relief to discover someone that genuinely knows what they
    are discussing on the internet. You definitely realize how to
    bring a problem to light and make it important.
    A lot more people should check this out and understand this side of the story.

    I can’t believe you’re not more popular because you surely have the gift.

Leave a Reply