2 min de lectura

Las preocupaciones de Occidente distan mucho de las preocupaciones de Oriente. En Sri Lanka es donde más ejemplos encontré de ello. Ahí van mis reflexiones

Sri Lanka, un paisaje y una vida diferentes

SriLanka

En Sri Lanka, una isla tropical del Océano Indico, se produce uno de los tés de mayor calidad del mundo gracias a las condiciones climáticas y a las propiedades del suelo. En el Distrito de Nuwara Eliya, situado al sur de la isla y a pocos kilómetros de la famosa Kandy, se encuentran las plantaciones más elevadas del país, a unos 2.000 metros de altitud. Esta región fue la que elegí para conocer el proceso de producción del té y degustar sus variedades. Visité una de sus fábricas y descubrí su tratamiento y elaboración. Casi toda la población local se gana la vida trabajando en las terrazas de té que monopolizan el paisaje de esta zona. Sheela es una excepción. Es la sirvienta de una familia adinerada de la localidad, pero teme que tenga que interrumpir los estudios de Ajith, su hijo adoptivo, y ponerlo a trabajar en el campo para poder pagar las deudas que en estos momentos están a punto de contraer.

La vida en Asia transcurre a un ritmo diferente. Es difícil ser plenamente consciente de ello desde el sofá de nuestra casa mientras vemos Gran Hermano, MasterChef o el partido de turno de la copa Confederaciones. Hace poco recibí una carta que me envió una familia de Sri Lanka que había conocido durante mis días de peregrinación por el país. En ella me explicaban cómo el mal tiempo había roto las frágiles ventanas de su casa, dejando pasar el viento y la lluvia, destruyendo parte de sus enseres más preciados. A causa de ello, se habían tenido que ir a vivir a la casa de unos amigos que les habían dado cobijo de manera temporal. Angustiada, Sheela me relataba su situación. En la carta me decía que no sabía cómo iba a pagar la factura de las reparaciones, porque apenas contaba con dinero para comer y la temporada de invierno en esta región del país acababa de empezar.

Esta situación que acabo de describir es la dura realidad a la que tiene que hacer frente una pequeña familia ceilandesa, situada geográficamente a más de 12.000 kilómetros de distancia de nuestros hogares españoles. Aquí, a pesar de la crisis, las preocupaciones siguen siendo muy diferentes…


Hola! Soy Patricia, fácilmente me podrás encontrar de ruta por Noruega, haciendo fotos en Seúl o comiendo paella en Ibiza. He viajado a casi 50 países y tachado de la lista algunas aventuras épicas que siempre quise vivir.

- - - - - SIGUE LEYENDO - - -

About the author

Con más de 6 años de experiencia blogueando, Patricia GM es la autora de Escribe cuando llegues. Un blog en el que habla sobre los más de 40 países que ha visitado, las 4 países en los que ha vivido y su manera de recorrerlos: en coche, en tren, en furgoneta, durante días, semanas o meses alrededor del mundo. Sigue leyendo →
2 Responses
  1. Pilar Gómez Montero

    Es muy interesante y debía ser más visitar la fábrica de te y sus plantaciones y como no , la cosecha. Sigue deleitándonos con tus viajes y comentarios.

    1. Lo cierto es que sí lo fue aunque, por desgracia, no pudimos ver cómo trabajaban el campo ya que justo el día que visitamos la zona era festivo nacional. También estuve en Cameron Highlands (Malasia). Allí también se produce uno de los mejores tés y fresas del mundo. Cuando llegue a este punto del viaje, os lo contaré todo… pero, por ahora, me tengo que remontar a Corea del Sur.

      Muchas gracias por tu apoyo. Un abrazo

      Patricia

Leave a Reply