1 min de lectura

Una de las visitas más duras y complicadas que he hecho fue la del Toul Sleng. Un lugar que cuenta la cruel historia de un país genial como pocos: Camboya

Toul Sleng, la antesala de la muerte

S21Blog

Algunos capítulos de la historia no deberían haber sucedido nunca pero si algo tiene el pasado es que no se puede cambiar. En Phnom Penh, la capital de Camboya, se encuentra una de las “atracciones” más visitadas del país: el Museo de los Crímenes Genocidas o prisión de Toul Sleng (S-21).

A principios del año 1975, el Toul Sleng era uno de los institutos con mayor reputación de la urbe. Sin embargo, con la llegada al poder de los Jemeres Rojos y su líder Pol Pot a la cabeza, esta honorable institución fue reconvertida en cárcel de prisioneros.

Tras exhaustivos trabajos de archivo se ha podido saber que el S-21, más que una prisión, era un centro de interrogatorios y torturas, donde todos los detenidos que eran llevados allí ya conocían el cruel futuro que les esperaba.

De los más de 14.000 prisioneros que fueron recluidos entre sus muros, sólo siete lograron sobrevivir.


Hola! Soy Patricia, fácilmente me podrás encontrar de ruta por Noruega, haciendo fotos en Seúl o comiendo paella en Ibiza. He viajado a casi 50 países y tachado de la lista algunas aventuras épicas que siempre quise vivir.

- - - - - SIGUE LEYENDO - - -

About the author

Con más de 6 años de experiencia blogueando, Patricia GM es la autora de Escribe cuando llegues. Un blog en el que habla sobre los más de 40 países que ha visitado, las 4 países en los que ha vivido y su manera de recorrerlos: en coche, en tren, en furgoneta, durante días, semanas o meses alrededor del mundo. Sigue leyendo →
5 Responses
  1. Francisco Javier Rubio (Paquito)

    Hola Patry!!

    Interesante, entretenido, educativo, sigue así…, enhorabuena!.

    Muchos guionistas encontrarían las respuestas a sus preguntas si visitaran este blog.
    Esto puede ser el comienzo de una gran saga…

    Ánimo! Escribiré cuando llegue…

    Un besote.

  2. Si hay algo que le caracteriza a la sociedad camboyana es su extraordinaria generosidad. Aunque la sombra de la tragedia está presente en sus vidas, en sus familias y en un pasado que ha determinado el presente que viven actualmente… siempre tienen una sonrisa que regalar.

    Desde luego, si hay una sociedad capaz de perdonar lo imperdonable, esos son los camboyanos.

    Gracias por vuestros comentarios, chicos!! Me alegro que os gusten las novedades que voy incorporando al blog!! 😉 Seguiré haciéndolo.

    Un beso

Leave a Reply