2 min de lectura

Varias escapadas, algún que otro viaje corto por España y el extranjero, y un curso de cocina cañí. Hay veces que es preciso desconectar por unos días…

Un mes de desconexión, cocina y viajes

Siena

Era necesaria y urgente. Tras casi tres meses en mi casa de Madrid, sin ningún viaje o excursión que sobrepasaran los 50 km a la redonda, tenía que volver a coger un autobús, tren o avión e irme a algún lugar más allá del familiar horizonte que contemplaban mis ojos desde hacía más de 100 días. Y llegó el momento…

Primero fue el turno de Ibiza, luego Toledo, más tarde Alicante, de nuevo Madrid para hacer un curso de cocina sumamente divertido y especial, y por último la guinda del pastel, un verdadero viaje de los que la documentación y lectura resultan imprescindibles si se quiere apreciar más aún la experiencia: recorrer la región italiana de la Toscana.

No era la primera vez que visitaba la Toscana, ni mucho menos Italia, pero volver a este país tomado por el arte, la buena cocina y las Vespas siempre me provoca una alegría irrefrenable. El simple hecho de pensar en caminar de noche por las empedradas calles de Florencia, iluminadas por el sutil destello rojizo de las farolas, mientras degusto el sabor de la almendra amarga de alguno de los exquisitos dulces de la pastelería Scudieri, hacía que deseara que llegara el momento lo antes posible… y llegó.

Pisa
Vista panorámica del Duomo y el Baptisterio de Pisa desde lo alto de la torre inclinada

CinqueTerre
Uno de los tramos que une los cinco pueblos de la Cinque Terre

SanGimignano
Típica calle del pueblo medieval de San Gimignano

Florencia3
Vista panorámica de Florencia desde la Iglesia de San Miniato al Monte

Pisa, Cinque Terre, Volterra, San Gimignano, Monteriggioni, Siena, los pueblos del Chianti, Lucca, Boloña y, por fin, la ciudad donde el arte cobra vida en la calle: Florencia.

Florencia2
Entrada al Palazzo Vecchio, en la Plaza de la Señoría de Florencia

Florencia
Cúpula de la catedral de Florencia

Comida toscana
Algunas de la “delicatessen” que se pueden comer en la región de la Toscana

Bologna
Fuente de Neptuno, en Bolonia

Este es un pequeño resumen fotográfico de algunos de los pueblos, ciudades y paisajes que vi durante mis ocho días de viaje por esta maravillosa región, repleta de arte y pasta. Tengo toda la información necesaria para poder elaborar una completa guía con aspectos prácticos que vendrán muy bien a futuros viajeros. Espero que muy pronto esté a vuestra disposición. Mientras tanto, a apurar los últimos días de sol, ese que nos ilumina y queramos o no… sale TODOS los días!

FlorenciaPatri
Foto con el Puente Vecchio de fondo, ¡Ciao Florencia!, ¡Arrivederci Toscana!

Hola! Soy Patricia, fácilmente me podrás encontrar de ruta por Noruega, haciendo fotos en Seúl o comiendo paella en Ibiza. He viajado a casi 50 países y tachado de la lista algunas aventuras épicas que siempre quise vivir.

- - - - - SIGUE LEYENDO - - -

About the author

Con más de 6 años de experiencia blogueando, Patricia GM es la autora de Escribe cuando llegues. Un blog en el que habla sobre los más de 40 países que ha visitado, las 4 países en los que ha vivido y su manera de recorrerlos: en coche, en tren, en furgoneta, durante días, semanas o meses alrededor del mundo. Sigue leyendo →
2 Responses
  1. Qué bonito es Florencia, fue la ciudad italiana que más me enamoró. Está claro que no tiene la espectacularidad monumental de Roma, aunque también tiene lo suyo, pero pasear por sus calles fue un placer inmenso. Deseando volver

    1. Hola Eva! Bienvenida!
      Tienes razón… pasear por Florencia siempre es un placer. Roma es masiva. Otro concepto de ciudad.
      Espero volver pronto, como tú, pero la próxima vez estoy segura que lo haré en invierno.
      Después de mis dos últimas visitas a Venecia durante este verano, he terminado realmente cansada y saturada de las masificaciones. Hecho que por desgracia resta bastante encanto a la ciudad.
      Ánimo con tu blog y tu próximo viaje a Tailandia. Es una país maravilloso 🙂

Leave a Reply